El Detective Cantante: Dennis Potter summa artis

La más concentrada y depurada destilación del talento de Dennis Potter, “summa” no solo de su obra sino también de su vida.

BBC close up 2, BBC close up 3, BBC close up 4

Historia autobiográfica, el propio Potter padecía la psoriasis artrítica que lleva al protagonista al borde de la cordura y hay numerosos detalles sobre la infancia del autor o sobre el oficio de escribir (una constante en la obra del autor presente con gran fuerza en su última y complejísima “Karaoke”, inmersión a pulmón libre en el proceso de  creción)  y profundización radical en los mecanismos de la ficción, la memoria y el funcionamiento de la mente, a un tiempo fantasiosa, perversamente retorcida  y desesperadamente lúcida.

i've got you under my skin

i've got you under my skin

Potter maneja a placer la cultura popular para mostrar las fantasías del inconsciente como puro reciclaje “pop” (genialmente expresado de nuevo en la muy divertida “Lipstick on your collar” con un uso de la música y la imagen suntuosamente envolvente ) y como demostración de que las maravillas de la ficción rebajan la dureza de los momentos peores, un anestésico que sirve como fuga de las peores realidades (perfecto en la superior adaptación cinematográfica de “Pennies from heaven” , mejor que la serie y con gran parte de sus logros reutilizados luego por Lars Von Trier en “Bailando en la oscuridad) , aunque con el peligro latente de perderse en ellas, un juego con las nostalgia colectiva a la vez intelectualizándola y frivolizándola, siempre entre lo “kitsch” y lo culterano, permanentemente irónico. Autor único y casi sin alumnos, pese a su enorme influencia sobre gente como el propio Von Trier, Alan Resnais o el gran escritor de cómics Gran Morrison o por supuesto el mago de Northampton Alan Moore.

The singing detectiveprotectedimage.php

Director: Jon Amiel

Año: 1986

País: Gran Bretaña

Fotografía: Ken Westbury

Música: Stanley Myers

Guión: Dennis Potter

Reparto: Michael Gembon, Patrick Malahide, Janet Suzman, Joanne Whalley, Bill Patterson, Allison Steadman, Imelda Stauton

50 min./6 capítulos

singingdetective2Estrenada en España en el año 1987, solo en canales autonómicos y nunca editada, este “Watchmen” de la televisión, cómic con el que guarda multitud de paralelismos (no temáticos, sino espirituales, teóricos y técnicos) , siendo ambos auténticas inmersiones en sus lenguajes correspondientes, de los que exprimen todas sus posibilidades formales y narrativas, a la vez post-moderno (referencial y metalingüístico) y puramente original. Además en ambos casos esta característica dio como resultado dos adaptaciones al cine tan esforzadas como fallidas y equivocadas, porque son incapaces de traducir el idioma para el que fueron concebidas única y exclusivamente.

Singing Dective ForestSe construye sobre cuatro planos de realidad/ficción distintos pero intercomunicados en constante yuxtaposición: un escritor hospitalizado y casi inmóvil (preso en su propia piel) acosado por bailongas alucinaciones que reformula una novela propia en la que es un detective “crooner” que acepta “los trabajos que los que no cantan dejan pasar” envuelto en una tópica y opaca trama “pulp” de espías y crímenes sexuales que se mezcla con los recuerdos de su infancia (otra de las preocupaciones de Potter encarnada en esa extrañísima adaptación de Alicia que fue “Dreamchild”, con cierto ascendente sobre el extraordinario “Lost Girls“, pornografía psicoanalítica cortesía también de Moore o en la grotesca y dura “ Blue Remembered Hills” en la que actores adultos interpretan a niños en plenos años 40) durante la 2ªGM, funcionando estos como espejo y clave psicoanalítica de la historia de misterio, siendo de este modo y a través de la ficción y el recuerdo entremezclados y confundidos, el detective de su propia vida en un mundo donde “todo son pistas y no hay soluciones”.

el culpable de todos mis males

el culpable de todos mis males

Por si fuera poco se añade una línea más, completamente paranoica, sobre su ex-mujer un abyecto amante (Binney/Finney en confusión nominal, a la vez el amigo traidor de su padre y el agente secreto asesino de su novela, novela que lee uno de los pacientes de hospital, y así…) y un guión perdido que pretenden vender a unos productores robandoselo a Marlow ; “El detective cantante”. Los niveles funcionan como vasos comunicantes en una mecánica de piezas que empujan y mueven otras, en la que nada es gratuito (ni un nombre, ni una frase, ni un detalle) y donde los eventos de una línea encuentran su continuación o su contrario en otra dentro de una construcción formal diamantina.

nunca podrás salvarla

nunca podrás salvarla

El resultado son seis horas apabullantes, perfectas, aunando sátira, drama psicoanalítico, comedia musical, literatura barata, sordidez, terrores infantiles y turbiedad sexual  (con influencias mil, de Pirandello a Terence Davies, de Will Eisner a Rodgers y Hammerstein) pero principalmente una inmersión total en la memoria, el recuerdo y por tanto en la narración y la creación, por momentos cristalina, por momentos completamente abstrusa, siempre genuina. Un uso obsesivo de la repetición (escenas, diálogos, imágenes, actores, canciones…) sobre la que se va añadiendo información y pequeñas variaciones (gran trabajo de Jon Amiel en la dirección, sabiendo adaptarse visualmente a los distintos tempos y necesidades pero a la vez dejando que se contaminen) y sostenida además por una personificación (doble) de Michael Gambon imposible de adjetivar y una utilización magistralmente dramática de la música (que se refiere encima a la obra anterior del autor). En definitiva una obra inagotable, a la vez divertida y perturbadora, compleja y accesible, no ya una obra maestra sino una genuina obra de arte.singing_detective3_lead

Anuncios