Wolfen: el territorio del lobo místico

Uno de los títulos más estimulantes y originales del breve esplendor de la mitología lobuna entre 1980 y 1984, periodo durante el que se realizaron las piezas maestrar sobre la temática: “Aullidos” de John Landis, esta “Wolfen”, “Un hombre lobo americano en Londres” quizás la más canónica pese a su relectura cómica y especialmente “En compañía de lobos”, memorable revisión psicoanalítica de los cuentos populares que dirigió Neil Jordan sobre el universo de la gran escritora Angela Carter.Wolfen_1981

Lobos Humanos (Wolfen)

Director: Michael Wadleigh

Año: 1980

País: Estados Unidos

Fotografía: Gerry Fisher

Música: James Horner

Guión: David Eyre, Michael Wadleigh y Eric Roth según la novela de Whitley Strieber “El despertar de lo lobos”, 1978

Reparto: Albert Finney, Diane Venora, Edward James Olmos, Gregory Hines, Tom Noonan

110 min.

“Wolfen” luce como marca de distinción y mayor sugerencia como incursión en el mito de la licantropía, tomada aquí en un sentido muy elástico ya que, en puridad no se trata de “hombres lobo” sino de  una especie de animales evolucionados y fieramente adaptados al medio. El film está así enfocado de un modo espiritual e incluso antropológico/ecologista ya que esos “lobosombres” suponen una suerte de encarnación deífica de los ancestros de los indios americanos (estupendo el personaje e interpretación de Edward James Olmos y la sabia ambigüedad que se mantiene sobre su verdadera naturaleza) obligados a reducir sus cazaderos y arrinconados en reservas, una especie de unión esotérica entre estos (que trabaja encima como obreros de la construcción, lucha de clases a dentelladas) y la tierra que a la vez intenta simbolizar la guerra del ecosistema contra el progreso del hormigón y contra lo que supone el hombre blanco, enfrentando así economías y creencias.

6359759546Coherentemente a este entramado no es extraño que los lobos se refugien en una iglesia en ruinas (donde se desarrollan algunas de las mejores secuencias de toda la cinta) que supone uno de los grandes aciertos escenográficos y conceptuales de la película en clara metáfora mística y baluarte final de un orgullo glorioso ya perdido. Ni que emprendan una lucha contra una corporación (soberbio el asalto final dirigido por un majestuoso lobo blanco) que pretende edificar en ese área particularmente deprimida de la ciudad que se ha convertido en último reducto de caza, de esta forma la critica social se cuela por los resquicios al comenzar la investigación por la muerte de un hombre de negocios mientras que los “sin techo” que sirven de comida habitual no parecen importar a nadie.

wolfen_ver2

De tal manera Wadleigh en su único trabajo de ficción (fue firmante del mítico documental sobre Woodstock y Carlos Díaz Maroto en su estupendo “Licántropos en el cine” adjudica a un tal John Hancock la co-dirección de este “Wolfen”) articula a través de un relato de misterio con ramalazos de terror carismáticamente protagonizado por Albert Finney, un complejo discurso simbólico, animista y reivindicativo, que con inteligencia y brío no deja que esta búsqueda metafísico-reflexiva perjudique el interés de la audiencia, ofreciendo vigorosas escenas de violencia con un uso soberbio de la “steadycam” (novedosísimo en el momento, una visión subjetiva y virada en negativo que corresponde a la visión de los lobos) y emocionantes momentos de suspense repletos de atmósfera amenazante. Un film soberbio, denso pero nunca discursivo, trepidante y repleto de sugerencia, desgraciadamente desconocido u olvidado.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pues me la apunto,a mí el género de terror me gusta sobre todo cuando en él se esconden mensajes (no siempre detectables a primera vista) políticos o sociales, siempre que sean coherentes con el connjunto de la narración.

    Desconocía esta cinta, pero me ha llamado lo suficiente la atención como para hacerme con ella y degustarla.

    1. No te arrepentirás, se puede encontrar flotando en el internet con cierta facilidad.
      Por cierto que de La maldicón del hombre lobo tienes una reseña aquí mismo (https://esbilla.wordpress.com/category/la-maldicion-del-hombre-lobo/), aunque ya te digo que no me gusta demasiado pese a contar con uno de mis actores preferidos de todos los tiempos, si efectivamente Oliver Reed culpable junto con el soberano talento visual de Fisher de que la película se sostenga con cierta fuerza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s