Arena y oro: Las Vegas 500 millones. El cine de acción de Antonio Isasi-Isasmendi, nervio de serie b desde España para el mundo

Repesca de Las Vegas 500 millones, mini-clásico de Antonio Isasi-Isasmendi, uno de los más corajudos y musculosos narradores del cine español de género, un artesano honesto siempre decidido a pujar por un cine abiertamente comercial facturado desde España, con dignidad industrial y verdadero empaque y al que casi puede considerársele como miembro de una estupenda delantera eléctrica formada junto a Joaquín Romero Marchent y Eugenio Martín. Un genuino hombre de cine, un profesional todavía pendiente de revisión con unos méritos reales muy por debajo de su escaso conocimiento y difusión actuales, quizás debido a haberse mantenido ajeno con respecto a las dos corrientes principales del cinema bis: ni hizo spaghetti-western, ni se involucró en el terror ibérico y con ello quedó condenado a no ser objeto de reverencia fan.

Y es una lástima por que ni le faltan logros, de echo anda sobrado de ellos con respecto a otros directores/estrellas de ditirámbico prestigio, ni taquillazos estruendosos como la farsesca derivación Bond que fue Estambul 65 (1965) con Horst Bucholtz y la guapa Sylvia Koscina corriendo aventuras sin cuento mientras se enfrentan a un pérfido (¡qué si no!) Klaus Kinski en un film repleto de estilo y toques autoirónicos (un poco cargantes, ciertamente), el potente thriller de accion seventies Un verano para matar (1972) o la rocosa alegoría sociopolítica con forma de abstracto (pre)survival, El Perro (1976), un film del que una vez caducada la alegoría  aún queda la roca del género. Todos trabajos bien diferenciados, para bien, de lo que cualquier juntaplanos nacional de la época facturaba en burdos exploits de brocha gorda y acabado chuscos. Isasi-Isamendi planteaba un verdadero cine internacional, por vocación y por resultados.

Las Vegas 500 millones (1968) fue otro éxito exportable que mimetizaba con garra y sin complejos (ni vergüenza)  los parámetros y el estilo de la época, perfectamente equiparable a cualquier título extranjero de características semejantes y mejor que muchos, el absurdamente recordado Un trabajo en Italia (1969) de Peter Collison, sin ir más lejos.

El resultado es una action movie resultona y briosa que abraza con decisión el sub-género de “atracos perfectos” (que al final siempre salen mal, claro), todavía en boga en la época, y apura una asombrosa capacidad de  mímesis (todo el film está rodado en localizaciones españolas) que permite triunfar en el indisimulado objetivo de pasar por un film americano de bajo presupuesto (objetivo, por otra parte, de la mayor parte del cine de género de la era de las coproducciones y algo que Isasmendi lograba sin aparente esfuerzo, quizás por estar estilística y vitalmente cercano a directores como Don Siegel, Gordon Douglas o Robert Aldrich), para lo que cuenta con una fotografía soberbia de Juan Gelpí y con un reparto de cierto lujo, nada menos con Jack Palance y Lee J. Cobb  en papeles secundarios, además del protagonismo de Gary Lokwood (pronto uno de los tripulantes de 2001: una odisea del espacio) y la bella “Brunilda” Elke Sommer, amén de un agradecido catálogo de característicos carismáticos como Jean Servais (el protagonista nada menos, que del Rififi con el que Jules Dassin lo empezó todo en 1955), Roger Hanin (también agente secreto cool para la etapa popera de Claude Chabrol en dos títulos tan divertidos como El Tigre y El tigre se perfuma con dinamita, de 1964 y 1966) Gérard Tichy, Georges Géret, Gustavo Re o Daniel Martín. Un cast sensacional que ayuda, y mucho, a dar categoría a un conjunto  verdaderamente espléndido.

Minuciosamente escrito (el asusto trata básicamente del robo de un furgón que transporta el dinero de un casino desde Nevada a Los Ángeles, mediante el ingenioso método de hacerlo desviarse al desierto y allí, literalmente, desaparecerlo en un subterráneo previamente preparado) sin despreciar ni el cinismo (la novia del héroe ejerce de amante del dueño de la empresa de transporte y de informante para la banda) ni el humor irónico e incorporando cierta originalidad (la motivación no es el dinero sino la venganza), competentemente narrado, sabiendo cambiar y mezclar los ritmos, y sobre todo prodigiosamente montado y ejemplarmente planificado.

Y es que Isasmendi se lanza aquí a ejecutar algo que ya había ensayado en Estambul 65 (otro film de puesta en escena y ejecución asombrosamente pulida, no hay más que recordar la larga secuencia en lo alto del minarete o la potente pelea entre Buchholtz y Kinski en el apartamento), pero lo que allí fue usado en momentos puntuales es empleado aquí a conciencia y casi como figura de estilo que otorga al film una energía vertiginosa y una fluidez encomiable (además de que, sin duda, resolvió por esta vía diversas carencias presupuestarias); la película está rodada sin movimientos de cámara, fiándolo todo al tremendo sentido del montaje del director y a su firmeza e ingenio para el encuadre y la disposición de los elementos dentro del plano, siempre dinámica y ágil. El resultado es una narrativa frenética, limpia y repleta de estilo, que se ajusta como un guante a la historia y a sus momentos más emocionantes o puramente físicos (el robo y ocultamiento del camión en pleno desierto, la sofocante guarida donde tratan de abrirlo que disparará las tensiones internas del grupo y centrará los mejores momentos de toda la película). En definitiva una película trepidante y apasionante, tanto que sería de agradecer que pudiera verse de alguna manera.

Las Vegas 500 millones

Director: Antonio Isasi-Isasmendi

Año: 1968

País: España/Francia/Alemania/Italia

Fotografía: Juan Gelpí

Música: Georges Garvarentz

Guión: Lluís Josep Comerón, Jo Eisinger, Jorge Illa, Antonio Isasi-Isasmendi según la novela Un linceul de sable de André Lay, 1960

Reparto: Gary Lockwood, Elke Sommer, Lee J. Cobb, Jack Palance, Jean Servais, Georges Géret, Roger Hanin, Gérard Tichy, Gustavo Re, Daniel Martín, Fabrizio Capucci.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rules dice:

    Que coincidencia!!!! justo despues de leer tu critica encontre un librito muy majo sobre Isasi-Isasmendi, editado por el Festival de Málaga hace ya unos años que también me ha gutado mucho. A ver si me pongo al día también con su cine.

    1. esbilla dice:

      Coño, pues vaya envidia!. Lo cierto es que es un director estupendo, pero sus películas son bien difíciles de encontrar.

  2. Rules dice:

    Si te interesa te puedo pasar los datos de la tienda donde lo pille. Creo recordar que tenían alguna copia más y seguro que te lo pueden mandar por correo si eres de fuera de Madrid.

    1. esbilla dice:

      ¡Ah, pues si!, si no es muy caro se puede pedir. Puedes dejarlo aquí o mandar un correo a la dirección qu está por ahí arriba. Y muy agradecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s