Un poliziotto stanco: Un maldito embrollo, Pietro Germi entre el policiaco y el costumbrismo en Cinearchivo.

Viaje a Italia para las novedades del mes en DVD en Cinearchivo, de la mano de Pietro Germi en su doble condición de director y actor, pero no montado en uno de sus populares bólidos humorísticos, sino en un trabajo a descubrir: Un maldito embrollo.

Punto intermedio entre el thriller italiano que él mismo ayudó a crear en la Italia post-fascista y la escuela de la comedia costumbrista. Extraño y logrado cortocircuito de referentes, que abrazan desde la mímesis de los patrones norteamericanos, hasta las enseñanzas del neorrealismo y que sirve para un acercamiento superficial a los orígenes del cine negro en Italia y su confluencia con otros estilos de mayor tradición. Por si fuera poco interés y calidad la que ofrece la cinta, el asunto se redondea con la presencia, irresistible, de una joven Claudia Cardinale. Ahí es nada.

Aprovecho para inaugurar, además, el que espero se formato definitivo de estas colaboraciones. A partir de ya aparecerán aquí un extracto acompañado de un continuará. Si queréis seguir leyendo no tendréis más que clickar sobre ese enlace. Ahora empieza la película: “Pese a que la relevancia que actualmente pueda tener Pietro Germi proviene de sus aportaciones a la comedía costumbrista italiana durante la década de los 60, Divorcio a la italiana (1962) a la cabeza o la inmediatamente posterior Seducida y abandonada (1963), vehículos para el lucimiento de estrellas como Sophia Loren, Marcello Mastroianni o una jovencísima Stefania Sandrelli, no dejaban de ser filmes que ocupan solo una parte de su filmografía y en los cuales Germi aplicaba sobre la escuela satírica tan italiana, lo aprendido en el neorrealismo, en cierto modo prolongando, superando y popularizando este poderoso movimiento social y estético mediante su disolución en la entraña más popular del cine italiano, de igual modo a como lo hicieron Mario Monicelli, Dino Risi, Luigi Comencini, Luigi Zampa o Steno. Es decir Germi había llegado a la comedia y al éxito taquillero desde unas posiciones y una herencia de compromiso ideológico, moral/estilístico que, en el fondo, no diferirían demasiado de lo que luego serían sus películas más memorables. Esta misma operación de manipulación o acomodo de una reminiscencia neorrealista mezclada con la comedia costumbrista es aplicada en Un maldito embrollo sobre otro género codificado el thriller policiaco, con la base, además de una obra preexistente, la novela de Carlo Emilio Gadda Quer pasticciaccio brutto de via Merulana, publicada solo dos años antes, en 1957, y adaptada, al parecer, de manera muy libre hasta conseguir….” ( FichaFilm.asp?IdPelicula=70000 )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s