Septiembre 1ª Quincena / 10

01/09/2011. Gunslinger (La sheriff de Oracle), Roger Corman, 1956,USA

Western de enternecedora pobreza de medios pero municionado con bienvenidos elementos romántico-delirantes sobre la rivalidad entre la viuda de armas tomar del asesinado sheriff, quien recoge ella misma la placa, y la maquiavélica dueña de un saloon y entre ambas un asesino a sueldo que terminará por enamorarse de la primera con previsibles y dramáticas consecuencias. Corman anuncia en algunos detalles su futura expresividad cromática, roba ahora de Johnny Guitar, ahora del final de Duelo al sol y entretanto factura un film de apreciable rareza, muy beneficiado por su carismático terceto protagonista: la sobria Beverly Garland, la dama (con b) Allison “La mujer de 50 pies de altura” Hayes y el genial, y comúnmente malgastado, John Ireland. Los cormanianos reconocerán al entrañable Dick Miller en un minúsculo papel.

02/09/2011. La chica del puente, Patrice Leconte, 1999, Francia

Regreso de Leconte los territorios del romanticismo menos obvio con un film estrictamente inclasificable sobre la relación entre un lanzador de cuchillos y una chica suicida. Pese a devaneos con el esteticismo publicitario el conjunto brilla de pura rareza en un conjunto eminentemente musical en cuanto a concepción y cadencia que en sus mejores momentos mantiene un singular equilibrio entre la sofisticación erótica, la comedia excéntrica y el manifiesto romántico por completo ajeno a cualquier noción de realismo, abiertamente fantasioso, vocacionalmente caprichoso. Vanessa Paradis se esfuerza en su papel. Daniel Auteuil, no; él es así de bueno.

03/09/2011. The black room, Roy William Neill, 1935,USA

Relato gótico al denso gusto de los primeros 30 por completo al servicio del ya estelar Boris Karloff, genial como siempre, en la piel de dos hermanos gemelos, uno gentil y de buen corazón, el otro un sádico tiránico y depravado, condenados por culpa de una profecía familiar a terminar con su estirpe asesinándose ente ellos. Espléndida dirección de William Neill, un director de talento para las atmósferas y lo barroco generalmente asociado a la filmografía holmesiana más clásica, para este cuento irónico de rico simbolismo (erótico, religioso, pagano,…) en su sugerente puesta en escena.

05/09/2011. Candy, Christian Marquand, 1968, USA/Francia/Italia

Adaptación del genial original de Terry Southern y Mason Hoffenberg que transforma lo que era una sátira beatnik en parodia hippie dentro de una adaptación más bien libre, más bien floja, más bien exagerada, al gusto psicodélico tardosesentero. Pese a que el potencial corrosivo se rebaja por la acción, machacona, de un plástica enloquecida, caricaturesca en exceso, y que el hilo conductor se hace todavía más leve que en el libro (las diferentes desventuras sexuales de un jovencita tan deseable como atontolinada en un mundo de deseos masculinos hiperbólicos) el film conserva momentos descacharrantes y el acierto, monumental, de contar con la genial presencia de Ewa Aulin, auténtica Candy encarnada. Aunque termine por estar demasiado supeditada al carrusel de su auténtico all-star cast: de James Coburn a Walter Matthau, pasando por Ringo Star, Elsa Martinelli, Anita Pallenberg, el boxeador Sugar Ray Robinson, Charles Aznavour, Enrico María Salerno, Florinda Bolkan, Marilú Tolo o John Huston, con mención honorífica para unos memorables Richard Burton y Marlon Brando que se autoparodian sin piedad.

 

06/09/2011. Beau Geste, William A. Wellman, 1939,USA

Primera versión sonora de la obra de Percival Christopher Wren y un clásico del cine de aventuras coloniales con tres bravos hermanos alistados enla LegiónExtranjera, donde dos de ellos terminan en una aislado fuerte en medio del desierto, acosados por los Tuareg y bajo el mando de un tiránico sargento. Vibrante y ejemplar, en más de un sentido, nunca decae y cuenta con momentos de genuina emoción (especialmente en su tercio final) suponiendo con justicia uno de los títulos más celebrados de Wellman. La redondean un reparto formidable (el trío de hermanos  Cooper, Colman y Preston amén de pequeños papeles para Susan Hayward o Broderick Crawford, Donald O’Connor como un juvenil Beau Geste o Albert “Dr. Cyclops” Dekker) devorado por la presencia maciza, brutal, de un Brian Donlevy genial como Markoff, sargento cruel entre sargentos crueles.

09/09/2011. La ragazza con la pistola, Mario Monicelli, 1968, Italia

Comedia de afilado corte paródico sobre las delirantes aventuras de una joven siciliana a la caza y captura del seductor que la deshonró (por error y casi a la fuerza, todo sea dicho). Monicelli se dedica a masacrar por igual el costumbrismo y la modernidad con el concurso, entusiasta, de una divertidísma Monica Vitti subvirtiendo con inteligencia su status de icono de la vanguardia y un Carlo Giuffrè genial. Especialmente descacharrante durante su primer tercio no parece encontrar luego el ritmo adecuado y opta por algunas soluciones discutibles pero el conjunto mantiene la insólita capacidad de su autor de resultar, al tiempo, burdo y sofisticadísimo, popular y devastador.

11/09/2011. Nos miran, Norberto López Amado, 2002, España

Pese su clara falta de homogeneidad estilística y a todo tipo de irregularidades, agujeros de guión o interpretes fuera de tono un thriller paranoico-sobrenatural de mayor atractivo e interés de lo que pudo parecer en su momento, donde un policía ordinario comienza a obsesionarse con unos casos de desaparición para desenterrar una serie de fantasmas personales y descubrir la existencia de un mundo en paralelo al nuestro. La actuación de Carmelo Gómez resulta sobresaliente y al film no le faltan ambigüedad sugestiva ni aciertos atmosféricos, además de un puñado de escenas de verdadero poderío y compensa sobradamente los titubeos de su primera hora con un tercio final magnífico. Curiosas concomitancias con la posterior Reflejos de Alexandre Aja (a su vez remake de la coreana Into the mirror, dirigida en 2003 por Kim Sung-ho) pero desprovista casi por completo de cualquier tentación efectista o de llamadas al susto facilón.

12/09/2011. La policía agradece, Steno, 1971, Italia

Un título clave para el desarrollo del policial italiano por parte de un director, en principio, nada representativo como era Steno. El resultado era una ficcionalización, tan tosca formalmente como urgente en cuanto a testimonio, de las realidades políticosociales dela Italiade los 70 protagonizada por un honesto comisario, estupendo Enrico María Salerno, atrapado en todos los frentes y combatiendo una guerra que solo puede perder y que lo enfrente a un grupo de ultraderecha, con derivaciones en todos los ámbitos de poder, dispuesto a aprovecharse, y acrecentar, el clima de miedo, tensión y violencia con el objetivo de preparar el terreno para un posible golpe de estado. Áspera y violenta, un tanto burda también en algunos aspectos, con un reparto espléndido y una banda sonora memorable del gran Stelvio Cipriani. A su modo, un clásico.

13/09/2011. El sheriff de Dodge City, Joseph M.Newman,1959,USA

Western al servicio del ya otoñal Joel McCrea que guarda no pocas reminiscencias de la excelente Wichita, dirigida por el gran Jacques Tourneur cuatro años antes (y citada aquí con gracejo retórico, por cierto). Así un duro aventurero se ve forzado a pacificar una corrupta ciudad con el fin de honrar la memoria de su hermano asesinado. Nada que no se hubiese visto antes mil veces pero contado con convicción, gusto clásico ya prácticamente en desuso, cierta riqueza de tono y admirable economía narrativa. Encima cuenta con una estupenda creación del genial John McIntire como médico bebedor e iconoclasta y una breve intervención del estrafalario Timothy Carey.

14/09/2011. Seducida y abandonada, Pietro Germi, 1964, Italia

Una de las película más feroces y disolventes del cine italiano, lo que ya es decir, y título cumbre de Germi, centrado en las desgracias de una muchacha siciliana de la cual se aprovecha el novio de una de las hermanas mayores con el consiguiente y monumental lío a costa de limpiar el honor paterno, eso que, ya se sabe, queda un palmo por debajo del ombligo de la mujer. Pese a parecer una comedia es en realidad un film de terror, un retrato inclemente, acre y grotesco sobre el machismo rampante y sus usos y costumbres en el sur de Italia durante la época (perfectamente extrapolable a otros países/ámbitos), realizado con un estilo enérgico, lleno de atención por el detalle y redondeado con un reparto prodigioso, un desfile de tipos y rostros impagable que rodea, amenazantes, a la jovencísima Stefania Sandrelli.

Anuncios