Septiembre 2ª Quincena / 11

20/09/2011. La Horse (Justicia sin palabras), Pierre Granier-Deferre, 1970, Francia

Tosco thriller rural sobre un granjero que descubre que su nieto trafica con heroína y decide poner fin al asunto a su manera, es decir enfrentándose a los gangsters que vienen a recuperar su mercancía. Por completo al servicio del viejo Gabin como patriarca anticuado e impenetrable resulta de un moralismo atroz y se sostiene gracias a su sequedad en todos los órdenes y a una violenta aspereza. La memorable Día de perros de Yves Boisset parece la contrafigura, cínica, sórdida y estilizada, de esta. Banda sonora a cargo del gran Serge Gainsbourg.

22/09/2011. Garras humanas, Tod Browning, 1927, USA

Melodrama ero-patológico que da la medida del talento para lo excéntrico y lo tortuoso de sus máximos responsables: Browning como director y el genial Lon Chaney como actor. El argumento, condensado al máximo, da la medida del nivel fetichista y delirante del invento, centrado a la historia imposible de un lanzador de cuchillos que se finge manco (para esconder su doble vida como criminal) y su bella partenaire, enamorada en realidad del forzudo del circo pero incapaz de consumar por su fobia a los brazos masculinos (en metáfora de otros apéndices, además). Cuando el trágico villano tome la decisión de amputarse realmente la muchacha ya habrá superado su bloqueo erótico y este, enloquecerá. Los que saben de verdad la confirman como una de las obras cumbre de su peculiar autor y no pienso desdecirles: barroca, perturbadora, con una interpretación protagonista de rara intensidad y donde se hermanan, con singular naturalidad, lo grotesco y lo patético.

23/09/2011. Via Padova 46 (Lo scocciatore), Giorgio Bianchi, 1954, Italia

Comedia típicamente italiana sobre las desventuras de un funcionario minúsculo, gris y cursi, pero bueno, que en su afán por correr una aventura amorosa se verá envuelto en un crimen. Un tanto moralizante pero también apreciablemente crítica (incluso con una interesante veta paranoico-kafkiana), aguda en la observación de psicologías, costumbres y tipos, se beneficia de un reparto de característicos formidable, aunque en general no de ja de ser un producto al servicio de la comicidad de su estrella Peppino de Filippo servido por un especialista como Bianchi con  estilo invisible, muy ágil en cuanto a ritmo y gags. Lo mejor, sin dudas, el descacharrante papel de vecino oligofrénico y pesadísimo a cargo de un genial Alberto Sordi.

 24/09/2011. Baby Face Nelson, Don Siegel, 1957,USA

Libérrima aproximación a la vida y milagros del célebre outlaw homónimo de los 30 según una lógica “b” que consistía en traer el ritmo y violencia de los 30  a los años 50, lo cual cristalizó en una serie de pequeñas producciones retro como esta misma, el Machine Gun Kelly de Roger Corman o la magistral The rise and fall of Legs Diamond de Budd Boetticher ya al borde de la nueva década. Un interés que sería revivido con modos/intenciones análogas al final de los 60, extendiéndose luego hasta mediados de los 70 precisamente de la mano de Corman. En este caso el resultado es un film nervudo, directo y razonablemente bien ambientado, pese a su manifiesta escasez de medios, que replica la narrativa vertiginosa y el tono feroz de los títulos de gángsters primigenios. El músculo de Siegel para los momentos de acción ya brilla lo suyo, lo mismo que su sentido de la violencia, y Mickey Rooney sale bien parado pese a que por momentos imite demasiado a Cagney. El resto del interés lo pone su tremendo equipo de secundarios, entre ellos Ted de Corsia, Elisah Cook Jr. (que ve como Baby Face prueba en sus carnes la efectividad de un chaleco antibalas) el genial Jack Elam o un veterano Cedric Hardwicke, memorable como médico alcoholizado.

25/09/2011. El jugador, Karel Reisz, 1974, USA

Título muy representativo del cine norteamericano de los 70, por mucho que venga filmada por un extranjero como Reisz, al colocarse en el centro de esa corriente de personalidades autodestructivas en conflicto contra si mismos y contra su entorno que caracterizó no pocas producciones de la época. En este caso un profesor de literatura, soberbio James Caan en un papel hermético y de gran complejidad, obsesionado con el juego en su acepción metafísica, como forma de conocimiento y vida. El resultado es un film atmosférico y existencialista, de elegante realización aunque falto de síntesis, que adapta libremente a Dostoievski de acuerdo a las recurrentes obsesiones de su guionista, el esquivo James Toback. El film presenta no pocos puntos de contacto con su primera y mejor película, Fingers, tanto en el tratamiento verista de lugares, comportamientos y tipos (espléndida galería de secundarios), como en la profundización psicológica o el sentido de la violencia.

26/09/2011. El libro de piedra, Carlos Enrique Taboada, 1969, México

Un apreciable acercamiento al universo gótico-infantil, subsidiario con respecto a la formidable The innocents de Jack Clayton, por parte del insistente Taboada que acerca la historia a sus motivos recurrentes relacionados con la brujería y sus códigos secretos. Un tanto pedestre pero con aciertos atmosféricos, siempre sugerente y con un gran final, se resiente principalmente de unas interpretaciones horribles y de una pobreza de medios manifiesta.

27/09/2011. Tropa de élite, José Padilha, 2007, Brasil

Crispado retrato de los diferentes estratos de la ciudad de Río de Janeiro a través de las actividades de un grupo militarizado de la policía que viene a ser una continuación espiritual de Ciudad de Dios pero acercándose decididamente al lenguaje directo del thriller televisivo de los 2000, sin descartar un parentesco, muy cercano, con el spaghetti-denuncia italiano de los 70, del cual retoma su estética sucia, modernizada con la inclusión de cierta estilización narrativa y modismos formales tomados de Paul Greengrass o Michael Mann, y su resbaladiza ambigüedad ideológica donde es difícil discernir donde acaba la denuncia y comienza la glorificación. Ultraviolenta, con un uso de la voz en off de peligroso soniquete autojustificativo y un tono general, progresivamente insistente, de fascinación por la cultura de la muerte, no le falta nervio ni ráfagas de lucidez, además de supurar autenticidad (amarillista) en cuanto a psicologías y  geografías.

28/09/2011. Tropa de élite 2, José Padilha, 2010, Brasil

Ampliación del campo de batalla con respecto a la primera entrega que enfrenta al Capitán (ahora Coronel) Nascimento y sus intocables contra una criminalidad de cuello blanco mucho más sinuosa que la de las calles. Repite todas las virtudes y defectos de su antecesora, desde el ritmo palpitante y la absoluta autenticidad hasta el discurso ideológico (más que) resbaladizo y la glorificación de sus héroes. Los paralelismos con ese monumental fresco que es The Wire son obvios, sin su ecuanimidad y poso moral, igual que el acercamiento estético/tonal a los thrillers políticos USA de los 2000. La voz en off resulta machacona en cuanto a sermón pero imprescindible en cuanto a hilo del relato, principalmente por la ingente cantidad de información y personajes que se manejan. La visceralidad de la violencia se rebaja un tanto, el maniqueísmo se mantiene, se incorpora una veta melodramática gastadísima y, por lo demás, cumple holgadamente como película absorbente.

28/09/2011. Habitación en Roma, Julio Medem, 2010, España

Remake de la película chilena En la cama dirigida por Matías Bize en 2005 y que a su vez era un plagio de la francesa Noche de verano en la ciudad, filmada por Michel Deville en 1991 y más pretenciosa que las otras dos juntas. En cualquier caso Medem iguala el sexo de las amantes fugaces para plantear, desde la desorientación, un concentrado de sus fijaciones sensualistas y fabuladoras que intenta, intenta, fusionar irrealismo, naturalismo, simbolismo y otros cuantos “ismos” más. Tiene momentos de un naif sonrojante, un sentido del romanticismo tirando a pasteloso y sobreabundancia de diálogos bobos/cursis, además de resultar reiterativo y stirado, pero también cierto aire acogedor gracias al envolvente uso de la cámara y la iluminación y una intimidad real nada desdeñable. Las actrices cumplen, especialmente la sensacional Elena Anaya, y el pobre Enrico Lo Verso saca como puede un personaje imposible.

Cartel diseñado por Brandon Schafer (http://www.flickr.com/photos/brandonschaefer/3281600596/)

29/09/2011. Descubriendo a Forrester, Gus Van Sant, 2000, USA

Producción de la etapa clasicista de su autor centrada en la amistad intergeneracional entre un talentoso muchacho negro del Bronx, al cual una elitista escuela ofrece una beca, y un hosco anciano, que resulta ser un escritor largamente desaparecido tras una influyente obra de juventud, Salinger vamos. Si bien cae en un montón de tópicos también sortea otros y de igual modo resulta tanto blanda como admirablemente moral. Está rodada con gusto sobrio y excelentemente interpretada por su pareja protagonista.

30/09/2011. Point de chute, Robert Hossein, 1970, Francia

Uno de los extraños filmes de ese cineasta a redescubrir que fue Robert Hossein y en el cual vuelve a su particular mirada ascética sobre el cine de género. En este caso un thriller con secuestro y síndrome de Estocolmo que se desarrolla entre contados personajes y en el escenario, abstracto, de una cabaña aislada en una playa. Supone un título singular que si bien, a veces, cae en cierta tentación poetizante con respecto al material tratado consigue mantener el buen pulso mediante un manejo excelente del espacio y del paisaje, más claustrofóbico incluso que los interiores, y gracias al inteligente empleo de los códigos genéricos, a los cuales añade algún guiño formal al spaghetti-western, que también había tratado en la notable “Cimitero senza croce”. El rockero Johnny Hallyday da el pego como criminal romántico y Hossein se reserva el papel de estiloso jefe del golpe.

Anuncios

21 Comentarios Agrega el tuyo

  1. plared dice:

    Destacaria Tropa de elite, tanto esta como su continuacion me sorprendieron. Ademas de ser entretenidas y bien hechas. El tema que plantea esta muy lejos de la complacencia de la mayoria de las peliculas parecidas. Digamos que el punto de vista de quien tiene que luchar contra los que nada respeta. Pocas veces es escuchado y aqui se hace con la crudeza necesaria para ser creible. Muy buenas a la altura de muchas, con mas fama y la mitad de calidad. SAludos

    1. Las dos entregas son totalmente adictivas y complementarias, además. Muy bien hechas, creíbles y potentes, pero también de un maniqueísmo y una glorificación que espanta.

  2. sam dice:

    Tod Browning, para mí era poco menos que un genio en lo suyo… Me apunto varias que prometen, con la de Medem… se queda a medio camino y a veces parece que adorna la nadería, menos mal que aparece Elena Anaya. Un saludo, no paras, ¡y que dure!

    1. La de Medem pensé que iba a ser un tormento…y al final tiene sus cosillas y se hace agradable, pese a necesitar una buena poda. Elena Anaya está un poco escuchimizada aquí, pero aún así es maravillosa, en todos los sentidos.

      A Browning lo estoy redescubriendo gracias al libro de Serrano Cueto en Cátedra, libro del cual habrá noticias por aquí.

      Te recomiendo mucho El jugador, por cierto. en Patio de butacas la encontrarás.

      1. Roy Bean dice:

        Bueno, como siempre me quedo a medias, conozco lo clásico, el Brwoning, que coincido contigo en lo de “genio”, Babe face Nelson, El jugador, que conste he visto poco de Karel Reisz, pero curisoso dos biopics uno de Patsi Lyne y otro de la bailarina Isadora duncan, en la tele hace tiempo. Me han comentado que tiene una serie de tv muy intersante “Welcome in VIenna”. Sobre tropa de élite, la primera sí, la segunda no me gusta en absoluto, y la de Medem (No comment), casi como la de Van Sant. Tu es que eres lo más cercano al eclecticismo puro que conozco, y a mi que me consideran por tener buenas tragaderas.:-)

        Buen finde, que parece que así sera, enseguida cambian la hora y se jodió todo. A ver si quedamos para finales de Octubre, ya hablaremos, para ver si un Sábado por la tarde te coincide bien.

  3. Roy Bean dice:

    Me olvidaba, me apunto La horse, aunque no sé porqué me da que la he visto. Por cierto ya que hablas de la represntatvidad de “The Gambler” y el cine de los 70, hoy he renovado post con “Klute” a la que tengo en buena estima, no sé si porque cuando la vi en el cine quedé prendado de la Fonda, que puede ser, pero siempre me ha parecido una pelí poco aprecidada.

    Otro saludo

    1. Lo cierto es que se me atragantó bastante cuando la vi. Y eso que los protagonistas me entusiasman ambos, ella solo durante los 60, todo sea dicho. Eso si, Klute es un film esencial para entender el cine americano de los 70, especialmente el thriller, y como integró el lenguaje e intereses temáticos europeos dentro de su discurso. The Gambler, por ejemplo, es un film perfectamente bressoniano.

      Nos veremos, nos veremos…entonces descubrirás el farsante que soy.

  4. Roy Bean dice:

    Aclaro ayer metí la pezuña hasta el fondo, la serie de que hablaba (post guerra) “Welcome in VIennna” no era de Karel Reisz, sino de Axel Corti.

    ¿El farsante que eres? Creo que no tienes nada que esconder, sinceramente, es una impresión.

    Yo si que soy un trolas que te cagas:-PPP

    1. Jajaja! Veremos, veremos…

      De Reisz quiero recuperar Morgan, un caso clínico y Nieve que quema. SOn de las suyas que no he visto las que me interesan. EN todo caso con esta de El jugador estuve pensando en el material tan scorsesiano que era. Creo que dirigida por él hubiese sido una obra maestra.

      1. Sr. Feliú dice:

        De “Morgan”, dispondrá usted en breve de copia subtitulada.

        Acaso también sea de su interés una publicación del reciente Festival de San Sebastián:

        Roberto Cueto y Antonio Santamarina (eds.):
        American Way of Death: Cine negro americano 1990-2010.

      2. Pues resultan ambos de mi mayor interés, desde luego. Aunque tampoco querría molestar…(más de la cuenta).

  5. Mucho y buen material para comentar.

    Garras Humanas la decubrí de rebote cuando me compré el dvd de Freaks y venía incluída de regalo. Film móbido, extraño e interesante con Lon Chaney en su salsa. El Libro de Piedra otra magnífica demostración del la elegancia y capacidad creadora de un clásico como Taboada, a ver cuando veo esa Hasta el Viento Tiene Miedo de la que tan bien hablan. Suscribo gran parte de lo que comentas sobre las dos Tropas de Élite, desde su ambigüedad moral hasta la glorificación de sus “héroes”, que se hace más patente en la secuela. Pero ambas me parecen muestra de cine poderoso, lleno de nervio y hasta cierto punto necesario.

    Quiero ver las de Van Sant y Medem, pero de la primera me echa para atrás el horripilante postizo capilar de Connery y de la segunda que el Medem de los últimos años dentro de la ficción no me llama demasiado.

    1. Medem está perdidito el pobre. Pero esta no es tan mala como podría parecer. Los peluquines de Connery son una suceso paranormal a explicar en un futuro. Al igual que la antedicha, no es tan mala como pudiera parecer.
      Taboada está bien, con sus medios y sus carencias, pero tampoco me parece la gran cosa. Me han recomendado mucho “Veneno para las hadas”. En vagos la tienen, a ver que tal.

      Tropa y su secuela, de absoluta coherencia son, básicamente “Los Intocables de Nascimento” Todo es en blanco y negro. Acabas de verlas y solo quieres alistarte en el BOPE. Propaganda de primera división. ¿Necesario? Necesarias con otras cosas, es un palabra que no me gusta ver aplicada ni al cine, ni a los libros, ni a demás familia. Es un modismo critico-periodístico que me resulta espantoso (como tantos otros, por cierto).

  6. Cuando digo necesario me refiero a que me parecen crónicas interesantes para ver donde están las limitaciones de lo legal e ilegal o hasta donde llega la corrupción dentro de las fuerzas de la ley o los poderes políticos, y de esas en este binomio hay mucho. Yo si hay cierto tipo de cine que toca temas que sí me parece necesario que sean abordados, pero siempre con inteligencia y sin partidismos.

    Le echaré un ojo a la de Medem que ya vi el mucho jugo que le puede sacar a Elena Anaya en Lucía y el Sexo y eso me anima. La de Taboada me parece grande porque el tipo sabe sacar adelante de manera bastante exquisita un producto escaso en muchos sentidos, tanto en producción como en reparto, que como bien comentas es bastante malo. De todas formas tengo que ver más material suyo que no estoy demasiado ducho en su filmografía.

  7. Ah y la de Van Sant también caerá, que este hombre normalmente siempre me agrada tanto en sus propuestas comerciales como en las más personales y atípicas. Cuando salga la cabeza de Connery entrecerraré los ojos para que no sufran mucho y ya está.

    1. Piensa que, por ridículo que sea el apósito, Nicolas Cage siempre lo superará.

  8. plared dice:

    Por cierto de que pelicula es la foto de la derecha, la de la gehisa….saludos

    1. Aquí lo puedes ver: http://fuckyeahasiancinema.tumblr.com/post/873307681/fugu-suicide-terrorcycle-scandyfactory

      Aunque, personalmente, pongo en duda la correspondencia entre título e imagen (genial, en todo caso).

  9. John Space dice:

    Tengo que echarle un vistazo a ese Jugador. Mientras tanto, ¿qué adaptación de Crimen y castigo recomendaría usted? Intuyo que las imprescindibles son las de Wiene y Von Sternberg.

    1. Pues como no he visto ninguna…las dos me parecen recomendables. Kaurismaki tiene una, su primera peli, todavía sin su estilo distintivo.

      1. John Space dice:

        Spasibo. Leo en Wikipedia que también hay una con Jean Gabin y, caramba, el Delitos y faltas de Woody Allen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s