(2012) Mayo 1ª Quincena / 11

01/05/2012. Juego de reyes, Gerd Oswald, 1960, Alemania

Intenso drama con elementos psicológicos y de suspense sobre una novela de Stefan Zweig, la cual ignoro si adapta con fidelidad o licencias. Para no confesar como logró sacar una serie de obras de arte del país un noble vienés termina obsesionado hasta la locura con el ajedrez, única distracción en la habitación de hotel en la cual un siniestro agente de la Gestapo le ha aislado. Narrada en dos tiempos diferentes usa el juego a distintos niveles con sofisticación e inteligencia; desde lo metafórico a lo literal, pasando por la disposición visual de los elementos o multitud de motivos plásticos. Excelentes interpretaciones, en especial un Curd Jurgens genial y un memorable Mario Adorf como odioso campeón mundial de ajedrez sorprendido por la pericia de una misterioso amateur, y enérgica dirección de Oswald, un director a reconsiderar.

06/05/2012. El más valiente entre mil, Tom Gries, 1968, USA
Retrato honesto  de la realidad de los cowboys a través de la peripecia de un curtido veterano, el Will Penny del título original, en busca de trabajo y acomodo para el invierno después del último transporte de ganado. Sobria pero con sentido del humor, dura pero tierna, resulta el mejor film de su realizador, apartándose de la tentación revisionista del dirty western en favor de una humanidad old fashioned, que por otra parte no compromete la presencia de elementos crudos y /o violentos. La apuntala un ejemplar reparto de característicos -mención aparte para el genial Donald Pleasence como sádico predicador alucinado- que complementan el esforzado buen hacer de Heston y una gran banda sonora de David Raksin.

06/05/2012. Los temerarios del aire, John Frankenheimer, 1969, USA
Uno de los trabajos menos vistos de Frankenheimer y uno de los más sólidos de su carrera. Drama de personajes sobre el un trío de acróbatas paracaidistas y su fin de trayecto vital en una pequeña población del medio oeste. Hastío, frustraciones de todo tipo y nihilismo entre espectaculares tomas aéreas y bajo el manto de esa extraña sensibilidad que es el “americana”. Supone un film coherente con la imagen/preocupaciones del Lancaster de entonces, aquí reunido con una Deborah Kerr impecable pero poco creíble ama de casa aburrida de la América eterna. Excelente el resto del reparto, puesta en escena puntualmente enfática pero por lo general más ascética que de costumbre en su realizador y gran banda sonora de Elmer Bernstein para un conjunto que, por una parte remite a los Ángeles sin brillo de Sirk y por otra anuncia la abisal Yo vigilo el camino del propio Frankenheimer.

06/05/2012. The Musketeers of Pig Alley, David Wark Griffith, 1912, USA

Fresco sociocriminal concentrado en 17 minutos de slum melodrama (algo así como melodrama de arrabal) que resulta una pieza fundacional del cine proto-gansteril (y proto-negro incluso) de clara influencia sobre trabajos como Érase una vez en América o Gangs of New York, aunque esta no tiene nada de reconstrucción, siendo puramente testimonial de una situación, un entorno y un momento; todo ello sublimado por el ingenuo componente “melo”. Por lo demás corrupción, miseria (moral y de la otra) y necesidad de arreglárselas al margen de cualquier ley y cualquier sociedad. Formalmente aun impresiona, tanto pro lo abrupto de su sentido del montaje como por el llamativo abigarramiento en la puesta en escena de determinados momentos, juegos con la profundidad inclusive.

07/05/2012. The delinquents, Robert Altaman, 1957, USA
En principio un exploit adolescente de bajísimo presupuesto y financiación independiente que tira del recuerdo de Rebelde sin causa y de la paranoia anti-juvenil de los últimos 50 en lasociedad USA. En la práctica un film mucho más violento y tortuoso de lo que pueda parecer y que, visto con ojos lynchianos, prefigura múltiples elementos de Terciopelo azul dentro de su estructura de descenso a los infiernos por parte de una inocente parejita ideal que entra en contacto con el diabólico líder de una banda juvenil y así con el lado oscuro. Perversión de la estética americana del suburbio, aspectos de pesadilla y una dirección algo abrupta pero intensa de Altman personalizan un film que cuenta, cosa rara en este tipo de productos, con unas estimables interpretaciones tanto de ese James Dean del pobre llamado Tom Laughlin como del viscoso Peter Miller o de ese gran característico, delincuente juvenil él mismo, que fue Dick Bakalyan.

07/05/2012. El sindicato del crimen, Bob Balaban & Stuart Rosenberg, 1960, USA
Murder Inc. parece estructurado en círculos de amenaza que expanden (o contraes según el punto desde el cual se mire) progresivamente su diámetro. Cada personaje presiona a otro, cada contexto asfixia al que contiene. El conjunto, de gran creatividad formal (incluyendo fotomontaje con imágenes recreadas y reales para acelerar la narración y a través de las cuales se cita la legendario Weegee), pero también de notable irregularidad y querencia a la dispersión, supone un ambicioso fresco de la historia del crimen organizado en los USA a finales de la década de los 30 y principios de los 40 desde unos parámetros de producción de bajo presupuesto bien disimulado. En sus mejores momentos su estilo directo y cortante anuncia el thriller sucio y documentalista, además de la negrura pesimista, del género en América desde finales de la década de los 60 y a lo largo de los 70. Y de su eclecticismo dan idea una influencias que van desde el expresionismo al cine europeo contemporáneo pasando por el cine de gangsters de los 30 o el police procedural de los 40. El primer tercio resulta magistral, violencia frontal y amoralidad penetrante, en especial al centrarse en un genial Peter Falk como asesino por contrato del capo Lepke.

08/05/2012. Una bala para el diablo, Burt Kennedy, 1967, USA
Más celebrado como guionista que como director Burt Kennedy entrega aquí un singular western repleto de elementos extravagantes que adapta una novela de E.L. Doctorow. De estructura circular y tono a la vez triste y vitalista cuenta el empeño por mantener vivo un pueblo medio fantasma tras ser este arrasado por un pistolero demoníaco, personaje este al cargo de un Aldo Ray que se expresa mediante gruñidos y violencia descontrolada. Cambios de tono continuos, ironía cruel y un cuarto de hora inaugural antológico para una fábula abstracta dentro de un género físico.

08/05/2012. El carnaval de la muerte, Don Siegel, 1964, USA (TV)

Versión para TV del noir de Robert Montgomery Ride the Pink Horse, a su vez ambas adaptaciones de una novela de Dorothy B. Hughes. Traslada la acción al Mardi Gras de Nueva Orleans y centra su intriga en la odisea de un aventurero involucrado en las corruptelas del poderoso líder de un sindicato y su mano derecha, supuestamente muerto. Más enrevesada que compleja solo intermitentemente aparecen las mejores características de Siegel como cineasta: laconismo narrativo, electrizante sentido del ritmo, estilización y plasmación seca de la violencia. De igual manera está ausente el sofisticado acabado pop de la memorable Código del hampa, también filmada en principio para TV, quedando el conjunto un tanto plano, aunque de visionado agradable.

09/05/2012. Stranger on the run, 1967, Don Siegel, USA (TV)

Realizado para televisión tal que si fuera un film b un western crepuscular sin proponérselo al mostrar a las estrellas del género viejos, cansados y ya nada heroicos. Geniales en su patetismo lleno de dignidad Dan Duryea y Henry Fonda, el primero como ayudante del sheriff harto de la violencia arbitraria y el segundo en la piel de un vagabundo falsamente acusado de asesinato al cual los hombres del ferrocarril someten a una implacable persecución, encabezada la pose por un agente de la ley -el recuperado por Tarantino Michael Parks-  antes legendario y ahora sometido a las órdenes de la compañía de trenes que domina el poblacho. Agreste y directa, vuelve en su favor la carestía de medios mediante el ritmo ajustado, la abstracción escenográfica y la reflexión a través de la acción constante. Siegel puro, aun sin moverse en su género más favorable.

11/05/2012. Código del hampa, Don Siegel, 1964, USA
Adaptación del relato The Killers de Ernest Hemingway ya llevado al cine por Robert Siodmak en Forajidos (The Killers, 1946), pieza clave del atmosférico (y fatalista) noir de los 40. En contraposición Siegel usa un estilo llamativo, con un tratamiento pop del color (atención a las múltiples combinaciones de blanco, negro, amarillo, rojo, azul y verde) y geométrico del espacio, para presentar una visión orgullosamente superficial y cromada de la misma historia de base (y a su modo anunciando el A quemarropa de Boorman), pero alterando decisivamente el punto de vista al asociar este a la pareja de asesinos. Un dúo magnético encarnado por Lee Marvin y Clu Gulager, con una dinámica que creó escuela, tanto en acciones como en diálogos (Marvin imperturbable, Gulager siempre causando desequilibrios internos con sus gestos absurdos, y por ello amenazadoras). Repleto de ritmo y énfasis fue rechazado para su emisión televisiva, medio para el cual fue concebido, debido a su violencia y gélida brutalidad. Su antológico final aprece un nexo espiritual entre Al final de la escapada y The Roaring Twenties y el conjunto anuncia la inminente A quemarropa de John Boorman.

14/05/2012. El descenso de la muerte, 1969, Michael Ritchie, USA

Esquivando su equívoco  título español encontramos un inusitadamente seco film deportivo,  temática muy del gusto americano, sobre la preparación del equipo olímpico de esquí del país encabezado por una arrogante promesa, Redford claro.  Su director, el olvidado Michael Ritchie, usa diferentes técnicas/puntos de vista para plasmar la acción, al tiempo que la desdramatiza y lima sus aspectos más potencialmente triunfalistas: desde el plano subjetivo hasta la multiplicidad de cámaras y soportes, pasando por teleobjetivos o pantallas de televisión. Como resultado un conjunto lacónico al extremo, de afilado sentido del montaje, concisión narrativa y estilo semidocumental.

Anuncios

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Roy Bean dice:

    Menos Codigo del hampa y el carnaval de la muerte, no he visto ninguna, aunque creo que tengo la de Griffith por ahí descargada. Joder, eres un omnívoro de narices.

    Saludos

    1. Te recomiendo en especial el western con Heston, te va a gustar. La mayoría ha sido labor de preparación para le ciclo de junio-julio. Una mirada heterodoxa a eso llamado La Generación de la Televisión

  2. Belén dice:

    ¡Nuevo cambio! Pero qué elegante. Personalmente, aún me gusta más que el anterior. Ahora te pareces más al hermano del Norte. Sofisticación.

    1. Cosa que no fue intencionada. Cuando lo hacía me di cuenta de que había una contunuidad entre ambos. la plantilla esta es estupenda, se puede personalizar mucho (letra, colores…), queda limpio, atractivo para navegar y con eses detallazo de la cabecera rotatoria que le da un puntín extra. Cada vez que entres o clickes a otra sección la imagen del frente se cambia automáticamente, y encima puedes poner todas las que te de la gana. y lo grandes que quieras.

  3. Belén dice:

    Qué nivel… Ya he pegado una vuelta, ya. Está muy bien. Es el que más me gusta de los que te he visto. Aunque el primero tuviera los títulos en italiano (je, je), éste me parece más fino.

  4. Jeje… es que los títulos ocupaban mucho. Todos kilométricos. Como ya tengo un montonazo de chorradas puestas toca aligerar un poco.

  5. Belén dice:

    Chorradas, dice…
    Por cierto, voy a hacer un comentario acorde a la entrada (no sólo de estética se vive, aunque sea, en este caso, digna y necesaria de considerar), que no he dicho nada de las películas y me he leído todas las reseñitas. “Código del hampa”, mi gran deuda, pero me apunto también los westerns y los mosqueteros de Pyg Alley.

  6. Samuel dice:

    ¡Bravissimo, Adrián! ¡Qué bien queda, elegante y vivo! Ah, “Juego de reyes” y “Código del hampa” me encantan y sigo apuntando…

    1. Gracias, gracias. Veo que ha sido un acierto.

      Código del hampa es una debilidad absoluta. Los killers que hacen Marvin y Gulager son dos de mis personajes favoritos de siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s