(2013) Febrero / 9

park-row-samuel-fuller-1952-L-eaJ8CC

01/02/2013. Park Row, Samuel Fuller, 1952, USA

Una de las películas más desconocidas de Fuller y una verdadera lástima que así sea porque condensa su sentido del cine, la vida y la ética como pocas. Realizada de modo absolutamente independiente cuenta el enfrentamiento entre dos periódicos antitéticos en la década de 1880: el todopoderoso Star y el modesto Globe; el primeo de ellos un periódico de empresa y el segundo uno de periodistas. Fusionando personajes y hechos reales con otros ficticios Fuller se acerca a las leyendas neoyorkinas de Herbert Asbury para levantar un discurso demagógico, panfletario y patriótico que a la vez resulta honesto, visceral y crítico. Inflamado siempre, crudo por definición. Personajes duros soltando sentencias duras entre duros movimientos de cámara, violencia, ardor profesional y épica americana.

trickbaby

02/02/2013. Trick Baby, Larry Yust, 1972, USA

Un par de timadores negros, aunque uno como el protagonista de Escupiré sobre vuestra tumba se blanco por fuera, se ven atrapados por culpa de uno de sus trabajos entre un corrupto policía negro y la Mafia. Un thriller setentero adaptando una novela del escritor Iceberg Slim (Anagrama publicó en España tanto esta como su más célebre y autobiográfica Pimp) que pese a ser nominalmente blaxploitation se aleja de los lugares más comunes del subgénero con un mirada más compleja, realista y pesimista sobre sus personajes. Pese a su tosquedad destila la autenticidad callejera y el carisma cutre del cine criminal urbano de la época, está bien interpretada, rodada con cierto nervio y su banda sonora es , por supuesto, formidable.

2035263

03/02/2013. Withnail y yo, Bruce Robinson, 1987, GB

Una de las singulares producciones de la HandMade Films de George Harrison, una de las empresas más inquietas de la década de los 80, sobre un par de miserables aspirantes a actores en el cambio de década de 1970 refugiados en la casa de campo del tío homosexual de uno de ellos. Sin historia propiamente dicha Robinson se apoya en unos intérpretes soberbios para contraponer la sordidez a la ternura, lo odioso a lo inocente y los sueños a la realidad en una aleación de comedia negra, memorias excéntricas y realismo grotesco que modela su propia autobiografía como actor aspirante.

MECHANICAL

03/02/0/2013. Corazón rebelde, Scott Cooper, 2009, USA

Producida por Robert Duvall como si fuese un eco de su excelente Tender Mercies de principios de los 80, una entrada más en la filmografía country con cantante decadente en busca de la regeneración, en este caso un Jeff Bridges (trasunto iconográfico del gran Waylon Jennings) que aporta una extra de autenticidad y credibilidad gracias a su estilo narcótico y sin alardes. Excesivamente larga para lo que cuenta al menos lo cuenta bien, minimizando las caídas melodramáticas y con un cierto aire de western crepuscular que saca buen partido de los paisajes geográficos y humanos.

millennium-actress

06/02/2013. Millennium Actress, Satoshi Kon, 2001, Japón

Segundo largo del gran Satoshi Kon donde continúa profundizando en la disolución entre ficción y realidad a través de la yuxtaposición e interactuación de diferentes niveles narrativos y de representación. En esta ocasión la vida de una legendaria actriz del cine japonés sometida a un ejercicio introspectivo que sirve por igual para sintetizar el imaginario histórico y ficcional del Japón como para plantear una búsqueda metafísica del conocimiento basado en la manipulación del recuerdo. En la práctica un melodrama naif emotivo hasta lo impúdico, aligerado por cierto sentido del humor, lleno de cinefilia y de intrincado simbolismo. Prodigioso en cuanto al sentido de la puesta en escena y montaje pero sobrecargado en su conjunto.

39833697775293216453

12/02/2013. El último hombre, Walter Hill, 1996 USA

Un intento de sintetizar en una sola película, las tres versiones de Cosecha Roja -la novela de Hammet sobre el Agente de la Continental, Yojimbo y La muerte tenía un precio-  según un estilo plástico/narrativo de naturaleza hiperestilizada y tebeística, que iguala ficción pulp macarra, western fronterizo y hard boiled. Un imposible, en definitiva, que queda como una rareza abrupta, con exceso de voz over y confusionismo general. Así y todo merece la pena rescatarla gracias a la personalidad, hoy anacrónica, de Walter Hill.

wvI4owcQm5Y4UJUIyV2hq1M6Dsb

19/02/2013. David y Catriona, Delbert Mann, 1971, GB

Soporífera adaptación de un par de originales de Robert Louis Stevenson por parte del norteamericano Delbert Mann. La historia gira en torno a las peripecias de un muchacho escocés involucrado en los estertores revolucionarios tras la derrota de Bonnie Prince Charles en la batalla de Culloden. Exangüe y sin nervio aventurero la sostiene el carisma de Michael Caine, el estupendo grupo de característicos y la belleza del paisaje, demasiado poco en comparación con la sosería de la pareja protagonista, lo esquemático del guión y la blandura (y hasta fealdad) de su puesta en escena.

WerewolfOfLondon1935_03_preview

27/02/2013. Werewolf of London, Stuart Walker, 1935, USA

Una de las aportaciones pioneras a la formación de la mitología cinematográfica del hombre lobo, consistente en tratarla como una enfermedad contagiosa solo controlable mediante la inoculación de la savia de una rara flor tibetana. Simpática pero envejecida por más que proponga una agradecida síntesis de pulp y tragedia,  animada por mitos paralelos como los del Jekyll/Hyde o incluso Jack el destripador. Elegante en cuanto a los trucajes y efectos de maquillaje con una efectiva encarnación animalesca (y muy bien vestida) de Henry Hull como el botánico protagonista, enfrentado en el Londres contemporáneo al mismo hombre lobo que lo infectó por la posesión de la flor. Correcta hasta lo indecible, estática y punteada por extemporáneas salidas humorísticas.

The-Raid-Jock-568x1024

28/02/2013. The Raid: Redemption, Gareth Evans, 2011. Indochina

Un grupo de asalto de la policía se dispone a entrar en un decrépito bloque de apartamentos controlado por el crimen organizado. Fin del argumento. Breves frases descriptivas, alusiones a hechos anteriores y un par de apuntes sobre el protagonista en forma de vida familiar son suficientes para contextualizar una película que no es una historia, solo su largo clímax. Todo aquello no imprescindible queda en off, decantando así el género a su grado cero de abstracción cinemática: el movimiento, la violencia, la adrenalina. El resultado es una pieza de acción esencial que partiendo de moldes precedentes reconocibles –de La comisaría del distrito 13 y La jungla de cristal a Tropa de élite pasando por estrategias del cine bélico de combate o incluso el western- aparece renovadora, adictiva. Aunque dirige un cineasta galés el estilo es puramente oriental: contundencia, extrema fisicidad y, en especial, sensación de continuidad en la acción. La impresión de cara al espectador, quien siempre tiene todo lo que ocurre en escena a la vista, es la de escasez de cortes de montaje, a lo cual colabora, claro, la destreza marcial de sus actores y el excelente partido que la puesta en escena extrae de espacios y objetos. Punteada por pequeños valles para tomar aire todo el metraje es un bombeo constante, pero nunca hipertrofiado ni pirotécnico, muy lejos por tanto del estándar usamericano y su personajes ajenos a las leyes físicas, caso más flagrante la deriva superheróica del entrañable tipo común John McClane.

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. John Space dice:

    “Un grupo de asalto de la policía se dispone a entrar en un decrépito bloque de apartamentos controlado por el crimen organizado”
    Hay por ahí una polémica sobre si cierta película inglesa reciente copiaba este argumento. Y no digo el título, que igual arruino posibles visionados futuros…

    1. ¿La de Juez Dredd dices?

      1. John Space dice:

        _Dredd_, en efecto. Es por si no la habías visto y no arruinarte el argumento.
        Que por cierto quería buscarla en esta web usando un botón especial del Opera, pero WordPress no me deja…

      2. Sí, ya lo había leído. Que al cosa era The Raid con el Jueez Dredd y al Juez Anderson de protagonistas. Tengo ganas de verla, en cualquiera caso. Al menos Dredd no se quita el casco.

  2. John Space dice:

    El argumento de la peli, quiero decir, no el tuyo.

  3. Entre Dredd y The Raid lo más parecido es el punto de partida, luego siguen dos caminos distintos. Dredd es una buena adaptación del cómic de Wagner y Ezquerra, The Raid es pura adrenalina golpeando la cara del espectador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s