(2013) Abril / 12

ThisSportingLife1963

02/04/2013. El ingenuo salvaje, Lindsay Anderson, 1963, GB

Las chaquetas donkey son en Inglaterra un símbolo de clase obrera. Cortes rectos, paño grueso que casi no dobla, refuerzos de cuero en las hombros los codos y los puños, color azulón o negro… ropa dura, basta y sencilla. Hecha para resistir y durar. Frank Machin, esto es Richard Harris, se pasa la primera mitad de El ingenuo salvaje metido dentro de una chaqueta donkey hasta que firma por 1000 libras como jugador profesional de Rugby en una habitación llena de hombres trajeados. Con el dinero comienza a lleva gabardinas y abrigos de lana tres-cuartos, trajes a medida y buenos zapatos. Abandona el distintivo y con ello pierde arraigo. Solo puntualmente reaparecerá la donkey en la segunda mitad del metraje, como recordándole a personaje y espectador lo que de verdad hay dentro de Frank Machin. Demasiado larga y abrupta pero aun así clave para el realismo sucio británico, con un personaje central obtuso pero tierno, violento y frágil, que destruye lo que tiene alrededor por culpa de su brutalidad.  Personaje, contexto, tipos y ambiente son explorados por Anderson con un estilo que es como la donkey: sin florituras, rudo, auténtico.

Morgan.Suitable.Case_

03/04/2013. Morgan, un caso clínico, Karel Reisz, 1966, GB

Sobre el papel una suerte de comedia romántica con un imaginativo artista intentando recuperar a su ex-mujer. Pero lo cierto es que Reisz somete una premisa tan banal a un constante bombeo de recursos pop que celebran la excentricidad, la negación de la autoridad y la felicidad de la inconsecuencia. Un festival anarcoide, una sátira de clases e ideologías y otro manifiesto free sobre el arte de permanecer fiel a uno mismo, aunque esto cueste la locura o el ostracismo social. Contaminada por películas coetáneas, tanto británicas como europeas, Reisz propone todo tipo de variaciones del lenguaje, préstamos del tebeo y el cartoon, delirios cinéfilos y rupturas de la continuidad y la lógica narrativa-formal apoyado en la singularidad de David Warner como intérprete a la hora de dar vida el icónico Morgan decidido a salirse de los cauces, de cualquier cauce, y ser un perfecto gorila.

$(KGrHqR,!h4E-(cIICKlBPn(D3gKPw~~60_35

04/04/1013. Si estuvieras aquí, David Leland, 1987, GB

Un film realmente curioso sobre una jovencita dispuesta a hacer cualquier cosa que moleste a su padre mediante una actitud individualista y desafiante. Corresponde en tono y estética a un tipo de cine británico de finales de los 80 –El detective cantante, los dos primeros largos de Terence Davis, Reina de corazones, Los Kray…- que proponía una revisión del pasado –específicamente entre la 2ª GM y el principio de los 60- sometiendo el costumbrismo a un tratamiento sensorial, evocador y excéntrico. Lograda en este sentido pero en exceso monocorde se sostiene en la mezcla de naturalismo y sensualidad de su estilo y en la genial interpretación de Emily Lloyd.

chelovek-s-kino-apparatom

06/04/2014. El hombre de la cámara, Dziga Vertov, URSS, 1929

Hipnótico documental futurista-soviet, todo un prodigio de montaje cinemático y metafórico, que no solo supone un desafío técnico sino que incorpora un tejido metaligüistico y sociopolítico a través, precisamente, de esos elementos técnicos en los cuales el hombre y la máquina se integran en el entusiasmo por el progreso.

1975racewiththedevil4

11/04/2013. Carrera con el diablo, Jack Starrett, 1975, USA

Saleroso exploit de diversos éxitos y modas coetáneas –de Duel a La semilla del diablo pasando por Deliverance– que enfrenta a dos parejas de viaje en su autocaravana con una masiva red de satanista en mitad de Texas. Algo plana estéticamente y sin llegar a desarrollar sus muchas posibilidades paranoicas y delirantes en beneficio del lucimiento en acción del carismático dúo Peter Fonda/Warren Oates ofrece a cambio un ritmo que nunca decae, acción sucia, momentos de tensión en verdad logrados y memorable final. Toda una rareza desde el corazón de ese cine de género setentero USA todavía por explorar a fondo y que así mismo guarda relación con otros títulos de ocultismo redneck como La lluvia del diablo o Brotherhood of Satan.

corridors_of_blood_poster_02

12/04/2013. Corridors of Blood, Robert Day, 1958, GB

Un mediocre drama horrorífico sobre un médico progresivamente enganchado al compuesto opiáceo con el cual intenta lograr un anestésico. La enorme cantidad de secundarios no parecen ir a ningún lado y la historia resulta repetitiva, sostenida por la patética dignidad de Karloff y las demasiado espaciadas apariciones de la siniestra banda de resurreccionistas en la cual un Christopher Lee genial ejerce de mano ejecutora. Carece tanto de la atmósfera de los productos de Val Lewton como de la sordidez de títulos británicos contemporáneos, quedándose en un producto plano e intermitente.

Animal_Kingdom-313137036-large

13/04/2013. Animal Kingdom, David Michôd, 2010, Australia

Drama familiar-criminal (o viceversa) sobre el enfrentamiento entre un clan y la policía con el inocente muchacho protagonista entre medias, utilizado y brutalizado por ambos bandos. Se acoge a un registro grave, agrio y sórdido a lo largo de un metraje desmesurado, de ritmo monocorde y reiterativo en cuanto a recursos estilísticos y dramáticos. Mediocres interpretaciones en general, aciertos en la representación de la violencia y, lo más frustrante de todo, la renuncia a una idiosincrasia propia, obviando la tradición australiana para acogerse sin personalidad alguna al modelo del cine independiente USA sobre temáticas similares.

cover1mrfreedom1969

14/04/2013. Mr. Freedom, William Klein, 1969, Francia

Sátira sesentayochista que pretende burlarse de la Guerra Fría usando para ello los estereotipos y el lenguaje del cómic USA mediante el protagonismo de un superhéroe facistoide y zoquete manejado por una gran corporación. Burda y primaria, caducada y hortera malgasta puntuales aciertos por culpa de una perspectiva ignorante y condescendiente hacia el material de partida, siendo solo visible por el encanto mágico de Delphine Seyrig y las geniales intervenciones de Donald Pleasence. Eso sí, merece la pena observarla como posible precedente en trabajos de gente como Howard Chaykin, Alan Moore, Kevin O’Neil, Alan Grant, Mark  Millar o Garth Ennis.

villain

15/04/2014. Villain (El gangster), Michael Tuchner, 1971, GB

Adelantándose por poco a la magistral Get Carter, un sórdido thriller que supuso el resurgimiento y la vez recodificación del género en Inglaterra inspirándose en la mitología sobre el criminal real Ronnie Kray, uno de los infames gemelos, para presentar a un gangster enmadrado, sádico y homosexual con debilidad por un buscavidas judío. Violenta, ágria y llena de autenticidad en cuanto a tipos, lugares y mentalidades está dirigida con nervio, al estilo carismáticamente cutre y directo que se impondrá como marca distintiva del género, y cuenta con interpretaciones soberbias apoyando a unos brillantes Richard Burton e Ian McShane. A modo de curiosidad la adaptación de la novela de base la firma el gran característico Al Lettieri y el personaje y sus compinches son uno de los motivos de cita de Century 1969, una de las últimas entregas de La liga de los hombres extraordinarios escrita por Alan Moore y dibujada por Kevin O’Neill.

picture

18/04/2013. Passion, Allan Dwan, 1954, USA

Western violento y melodramático de la RKO b sobre lindes y venganzas distinguido por su ambientación californiana, su tercio final nevado y por la personalidad de Allan Dwan, cineasta kilométrico a reivindicar. Tan vertiginosa que no se sabe donde acaba lo esquemático y comienza lo elíptico, desborda energía, plasticidad y fisicidad. Ofrece un papel doble para la sensual Yvone de Carlo, aunque prescinde del romance en beneficio de la acción pura y dura, y un desfile de estupendos característico don Raymond Burr sorprende como agente de la ley recto y compasivo.

giantslobby

19/04/2013. They Might be Giants (El detective y la doctora), Anthony Harvey, 1971, USA

Elogio de la vida excéntrica donde una psiquiatra de apellido Watson se ve arrastrada por un antiguo juez que ahora ha decidió ser Sherlock Holmes al fondo de su feliz locura: la búsqueda de Moriarty, el archienemigo definitivo. Pese a que descarrilla en su segunda mitad supone no solo una comedia divertida y mordaz, sino una aportación singular a la mitología holmesiana, al tiempo iconoclasta y reverencial, cuya premisa básica se ve reformulada en la reciente, y más bien inane, serie televisiva Elementary.

Solo_el_valiente-941265718-large

25/04/2013. Solo el valiente, Gordon Douglas, 1951, USA

Western castrense fatalmente tedioso en su primer cuarto, bochornoso en el epílogo y apreciable en el intermedio, con destellos del sentido crudo de la violencia y la oscuridad moral del mejor Douglas, prefigurando de manera bastante literal la sórdida Chuka. En este caso la historia se centra en un rígido capitán que escoge para una misión suicida a los peores y más mezquinos soldados a sus órdenes, los cuales además le odian con devoción. Pobre en cuanto a escenografía, con una banda sonora horrible y un humor extemporáneo que a Ford le funcionaba porque era Ford y los demás no. Lo compensan un excelente reparto de característicos –mención especial para un Neville Brand soberbio-, su ambiguo carácter general y ciertos detalles excéntricos.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Desde luego no es un peliculón, pero ‘Carrera con el diablo’ bien merece una tarde de palomitas (y kalimotxo, o así, que pega), sobre todo saliendo en ella Warren Oates, uno de mis favoritos de siempre. Al fin y al cabo, es un ‘Deliverance’ con el demonio de por medio, ambos temas bien explotados en la década de los setenta, oscura y peleona como pocas.
    En cuanto a ‘Animal Kingdom’, aunque irregular, me gustó un poco más que a ti, me da la impresión. Jacki Weaver da una buena ‘Ma’ Baker. Me convence bastante menos el personaje y la interpretación del tío, el de Ben Mendelson (que luego ha hecho cierta fortunilla en las Américas con la última de Batman y ‘Mátalos suavemente’) y esa locura tan tópica, así como toda la situación aquella que se montan con la novia del chaval, que queda un poco forzada.
    ‘Villain’ la busqué en su día, pero me pasó como con ‘Detective sin licencia’, que no di con subtítulos y verlas en versión original con ese inglés barriobajero… difícil cuanto menos.

  2. De Villain hay copia dual, no con muy buen sonido pero inteligible y bien doblada. La peli en si está muy bien; no es Get Carter pero pertenece al mismo rango.

    Animal Kingdom me pareció un pufo. Redundante y con más pose que poso. Jacki Weaver está bien sin más, su maldad es poco obvia y funciona. En cambio el resto de personajes oscilan entre la idiocia y el capricho. La anécdota argumental está alargadísima y la formulación estética más vista que el tebeo, amé de que la australianidad brilla por su ausencia por cuanto mimetiza modos usamericanos indies sin creatividad alguna. Vamos, que efectivamente no me gustó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s