(2013) Octubre / 7

Hollywood-Canteen-movie-poster

Hollywood Canteen, Delmer Daves, 1944, USA

Especie de fábula documental sobre y localiza en el Hollywood Canteen, un club apra soldados que John Garfield y Bette Davis pusieron en marcha en 1942 y donde las estrellas de Hollywood alternaban, servía y entretenían a los soldados como modo de agradecer sus servicios al país. El resultado más allá de su carácter de extraño título de esfuerzo bélico resiste al paso del tiempo debido pro una parte a la agilidad de la realización de Daves y pro otra al ingenuo encanto de su historia, plenamente fantasiosa pese a incrustarse en un contexto realista y que logra que la Cantina se convierta en un espacio mágico, abierto a lo imposible.

Los_mercenarios-597606855-large

Los mercenarios, Sylvester Stallone, 2010, USA

Demencial regreso a la ética (y solo parcialmente a la estética) del actioner de los 80 exactamente tan cazurro, glorificador y machista como parece; y por ello mismo plenamente honesto. Pese a lo que su título original pueda sugerir –Los desechables- aparta pronto las tentaciones crepusculares a favor del habitual ejercicio narcisista de su estrella, repitiendo es papel de ronin endurecido que tanto le gusta en su últimos tiempo pero funciona bien en su primer tercio, con cierto gusto por la violencia seca antes de derivar en la pirotecnia digital en su segunda mitad. Su nostalgia, por otra parte, es aséptica, apartando las esquirlas ideológicas más comprometidas de esos ochenta a los que venera en favor del tebeo de comandos y la celebración del pasado.

Mes meilleures amies - La boda de mi mejor amiga - Bridesmaids - CARTEL EEUU 2

La boda de mi mejor amiga, Paul Feig, 2011, USA

Comedia de y con mujeres que juega con inteligencia crítica con las convenciones habituales de estos productos entontecedores a través de un humor que oscila entre lo bruto y lo agudo. Demasiado larga y blanda, como suele ocurrir con los productos Apatow lo mejor se encuentra en el apoteósico timming cómico  de su protagonista y guionista, Kristen Wiig y las fugas cómicas de su excelente elenco de secundarias manejando en conjunto un registro entre el exceso grotesco y la observación realista implacable sin olvidar, claro, la ternura por los perdedores y desastres.

El Llanero Solitario

El llanero solitario, Gore Verbinski, 2013, USA

Una superproducción por completo excéntrica que ofrece  una síntesis, amalgamada por el tono de cartoon violento, entre Pequeño gran hombre y la evocación, simultáneamente irónica y admirada, de la mitología de El llanero solitario original para unos tiempos donde la ingenuidad aventurera cotiza a la baja. Excesiva por donde se la mire, ecléctica en sus referencias al Spaghetti-Western, el cine silente, la previa obra de su director, o los espacios del western clásico sorprende por su tono negro y está formidablemente rodada, con un aprovechamiento del scope pasmoso.

13707_John_Carter_Quad-_V2

John Carter, Andrew Stanton, 2012, USA

Maltratada adaptación de Edgar Rice Burroughs que ni desmerece al original ni está por debajo, bien al contrario, de superproducciones aparatosas contemporáneas. Asume al completo su origen pulp y cuenta su historia como si todo fuese nuevo y radiante a través de una puesta en escena cristalina y un estupendo diseño de producción. Lástima de la pésima Princesa de Marte y de unos secundarios desaprovechados, a excepción de genial Mark Strong. Lástima, también, de la incomprensión hacia una película que busca un imposible: ser a la vez contemporánea y atemporal, deshaciéndose de cualquier aspecto posmoderno o irónico a favor de una postura inocente, maravillada.

1977_EXORCISTA_2_poster_(6)

El Exorcista II: el hereje, John Boorman, 1977, USA

Secuela demente del clásico de William Friedkin realizada por Boorman mediante una sistemática oposición-de planteamiento, de estilo, de filosofía…-  que lleva a sustituir el horror físico, sucio y pustular por un entramado esotérico, alucinatorio, que enfrenta los espacios del sueño y de la realidad en una trama asociativa y simbolista, de enorme elaboración plástica e interna pero una historia que lo sustente. El resultado, reivindicable en su carácter excéntrico, es una fábula metafísica  sensorial a la cual solo da coherencia la prodigiosa cámara de Boorman y la no menos subyugante banda sonora de Ennio Morricone.

Aliens_el Regreso_2

Aliens: el regreso, James Cameron, 1986, USA

Ampliación/variación del universo Alien consistente en cambiar el horro gótico de la primero por una mixtura de western fronterizo y relato de hazaña bélicas que, con inteligencia pues era absurdo intentar replicarlo, abandona el tono sensual y misterioso, de terror abstracto, de la original para sustituirlo por la acción y la fisicidad extrema. Conserva, enriqueciéndolo, el espíritu pulp y profundiza tanto en Ripley como en los aspectos de ciencia-ficción a través de toda una serie de conceptos que se convertirán en claves dentro de la saga, expandiendo así su mitología.

zoom_S-Poster-LoneRanger-kl

Anuncios

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. John Space dice:

    Pero señora, déjese de excesos Disney y preste más atención a los de _El hombre de acero_, que la vi hace poco y estuvo mejor de lo que esperaba, aunque no deja de ser una “monstruada”.

    1. Tengo ganas de verla, ya me hice con uan buena copia y tengo además una idea para un texto donde esa peli casa a la perfección… solo me falta el tiempo para ponerme!

      1. John Space dice:

        !Bravo! Y si gusta, pruebe también las novelas de Marte originales, que a buen seguro serán más coloristas de lo que este John Carter parece (snif, nunca veremos el de Bob Clampett).

      2. Las tengo, las tengo.

  2. He de decirlo: nunca tragué ‘Aliens: el regreso’. Ale, ya me he despachado. Y ‘John Carter’ me parece una película disfrutable, ahí estamos más o menos de acuerdo.

    1. Pues fíjate que yo viendo ahora seguidas Alien y Aliens para este dossier ultramundero que estoy haciendo… pues la de Cameron me ha gustado más; quizás por tenerla más lejana, no lo se.

      Respecto a John Carter no entiendo la dureza con la cual se la despachó, no es pero que muchas de su rango y mejor que engendros como Prince of Persia, que no tienen ni una miga de encanto. Lo mismo vale para Lone Ranger.

      1. John Space dice:

        Si Alien es un cuento de terror en el espacio, Aliens es más como los añejos videojuegos de los 80, con su “final boss” y todo.
        En cuanto a John Carter, seguramente la gente esperaba ver algo más parecido al pulp original, colorido y exótico, como Avatar pero con menos presupuesto; además, ese título no es nada sugerente (compárese con _Una princesa de Marte_…).

      2. No se, yo creo que el problema, precisamente, es que se parece al pulp original y la gente ya lo ha visto tantas veces plagiado/homenajeado/usufructado en otros sitios que les sonaba todo a ya visto. El título, so si, no tiene encanto alguno. Es una sosez, nada que ver con lo evocador de ese Una princesa de Marte.

  3. Adrián soy yo el único al que le pareció que El Llanero Solitario tiene escenas robadas al piloto de Brisco Country? Los chinos en las minas, la fuga del villano del tren, el asesinato de un familiar que obliga a otro a adoptar un rol, el caballo obscenamente inteligente…

  4. Ostras, pues si que tiene un aire sí… También comparten ese mundo de western de tebeo, en el Llanero cabe todo, desde Lucky Luke a Pequeño gran hombre pasando por el Spaghetti Western. Es una superproducción muy loca y por ello mismo muy simpática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s