(2014) Abril / 18

La versión ilustrada: http://laesbilla.tumblr.com/tagged/review

 

Green_Lantern-Hal-Feat

 

09/04/2014 Green Lantern, Martin Campbell, 2011, USA

Green Lantern no es siquiera una película, más bien un condensado de una saga reducido a una única entrega caótica, que desaprovecha la vasta mitología cósmica del original, ininteligible en su mayor parte si no se conoce, y bien, la de por sí complicada materia de origen. Inadecuado personal tras la cámara, espantosa estética, y guión que parece escribirse sobre la marcha, lo cual probablemente sea cierto, en un intento absurdo, pues se parte de concepciones muy diferentes de los superhéroes, de mimetizar el tono de la primera entrega de Iron Man. Tan mala que Ryan Reynolds no es lo peor que contiene, apenas queda algún instante de lo que pudo haber sido y la dignidad de un Mark Strong genial como Sinestro, pese a lo poco (nada) que los guionistas le ofrecen para trabajar y lo (de nuevo) opacas que son su motivaciones para los no iniciados.

MV5BMjI3MDE4MjYxNl5BMl5BanBnXkFtZTcwNzIwODA4OQ@@._V1_SX640_SY720_

10/04/2014 Drug War, Johnnie To, 2012, China

Procedimental propagandístico que actualiza las loas de los abnegados agentes del cuerpo del thriller USA de la segunda mitad de los 40, aclimatándolas al enfrentamiento entre un grupo de agentes de la China continental  contra una serie de traficantes hongkoneses, con uno de ellos como figura ambigua central que conecta ambas facciones por pura supervivencia. To usa un estilo menos sofisticado, más cercano al realismo (o a su versión peliculera) que a la estilización, aunque la película deriva desde lo minucioso a lo abstracto (e incluso delirante) en el clímax final que reduce cualquier dialéctica a “buenos/malos/tiros”.

dreddbig-1024x768

10/04/2014 Dredd, Pete Travis, 2012, GB

Regreso al imaginario sórdido, ultraviolento y ambiguo del cómic de Wagner y Ezquerra que, quizás, se deje por el camino gran parte de la sátira bronca del original. Muy elaborada estéticamente, en especial en cuanto al color ácido y la textura que hermana tebeo, trash y estilización, con un Karl Urban genial como Juez Dredd su mayor pega es la de usufructuar el escenario/estructura/lógica de la absorbente cinta indonesia The Raid, si bien aclimatado a un futuro distópico y postapocalíptico. Vigorosa y cinemática, abraza sin compasión la carnicería, aunque pierde impulso progresivamente.

mv5bmjaxnjcyndqxm15bml5banbnxkftztgwnzu2nda0mde-_v1_sx640_sy720_

11/04/2014 A propósito de Llewyn Davis (Inside Llewyn Davis), Joel & Ethan Coen, 2013, USA

Anticomedia, más triste que melancólica, sobre el contumaz talento para fracasar de un cantante folk en el Village de los primeros 60, otro perfecto antihéroe pasivo de los Coen. Errabunda y viñeteada, contemplativa y lacónica, es una película atemporal, de excelsa depuración formal, que incide en la valoración de la música como elemento dramático/psicológico, el gusto por el absurdo, la crueldad universal y lo implacable de la estupidez humana.

only-god-forgives-alternate-poster

12/04/2014 Sólo Dios perdona (Only God Forgives), Nicolas Winding Refn, 2013, Dinamarca/Francia

Alucinación kitsch del cine del sudeste asiático, y del sudeste asiático mismo, que no es un thriller de venganzas sino la idea de un thriller de venganzas. Extática y psicodélica,  con una importancia capital del espacio, la simetría, el color, el sonido/música y la tensión entre quietud y movimiento, elude la dramaturgia ordinaria a favor de la asociación simbolista y sensorial, fabricada con elipsis, repeticiones, variaciones y ecos, y las contaminaciones del lenguaje del cómic. Teatral, en el sentido de escenificada, ritualista y absorbente, se resume en su título, de belleza apocalíptica.

RUSH-UK-Quad-final

13/04/2014 Rush, Ron Howard, 2013, GB/Alemania

Ficción documental que se sumerge con intensidad cinemática en la legendaria rivalidad entre los pilotos de F1, James Hunt y Niki Lauda: casi lo dionisíaco vs. lo apolíneo,  subido a carrocerías de hojalata sobre motores infernales. La brutal belleza de los circuitos de los 70 y su poderoso instinto de muerte, están capturados de modo formidable, así como la textura del cine y el documental de la época, logrando a través de la forma y la recreación amplificada de la realidad, trascender el guión-cliché. Quizás Howard sea un cineasta a reevaluar, o al menos a mirar sin condescendencia.

vibrations-poster

14/04/2014 Good Vibrations, Lisa Barros D’Sa y Glenn Leyburn, 2012, Irlanda del Norte

Biopic entusiasta sobre Terri Hooley, quien en mitad de los años más duros de la guerra en el Ulster vertebró la escena punk, efervescente, festiva, luminosa, de Belfast a través de su tienda de discos y posterior sello improvisado. Algo corta en aspectos de ambientación y realismo histórico, también tópica en estructura/dramaturgia, suple lo primero tirando de material/montaje documental  y lo segundo poniendo en primer plano la música, que traduce con su energía cruda, la ola de liberación juvenil en el centro mismo de la violencia. Memorable interpretación de Richard Dormer y genial la introducción en off del himno de los Undertones, Teenage Kicks, una de las mejores canciones de la historia, cuya fuerza icónica es tal que no necesita sonar para que la oigamos.

poster-de-faraday-404x600

14/04/2014 Faraday, Norberto Ramos del Val, 2014, España

Colisión entre Toma el dinero y corre y El día de la bestia que alterna tonos, formatos y humores a una velocidad tal que termina por arrollarse a sí misma. Mucho más interesante en su asainetado primera tercio, donde superpone distintas capas de ficción y falso(s) documental(es) con ternura y gracia chispeante de tebeo, que en su deriva final hacia la abierta fantasía del inadaptado en formato de acción cacharrera. En ocasiones es tan privada que desactiva sus chistes solo para iniciados, pero su inclemente contemplación del Madrid de la neomovida es tan efímera y ácida, a juego con el elaborado repertorio de colores de la fotografía, que quedará como testimonio superficial de una realidad igual de superficial, y por ello, trasparente.

jack-reacher-poster-international

15/04/2014 Jack Reacher, Christopher McQuarrie, 2012, USA

Policial de evocación setentera que durante más de la mitad de su metraje mimetiza el tono, acabado y registros de las producciones Malpaso, la apertura con la cámara sobrevolando la ciudad/escenario ya es de por sí una marca distintiva, para lanzarse la neopulp, tal es su origen literario, en su clímax. Dosifica la acción, que nunca es aparatosa y respeta los tropos clásicos –peleas/persecución motorizada/tiroteo- y la puesta en escena es hábil y limpia, aunque la narración resulta algo redundante y larga el metraje. Cruise, como siempre, se esfuerza, pero como en el caso de Collateral parece estar interpretando el personaje de otro; y no es difícil imaginar a Reacher y sus réplicas en el armazón icónico de Eastwood.

Chronicle-883610010-large

16/04/2014 Chronicle, Josh Trank, 2012, USA

Una historia clásica de orígenes secretos de superhéroes y supervillanos, sometida a un tratamiento que iguala naturalismo e hiperrealismo, a través de una síntesis de lenguajes procedentes tanto de la viñeta, como de los videos creados para plataformas tipo Youtube. Smallville y Miracleman se encuentran en el territorio híbrido del cine de la edad digital y anticipan, en textura y clímax literal, el Man of Steel de Zack Snyder. La opción del metraje encontrado se trampea y fuerza hasta el punto de necesitar la colaboración cómplice del espectador, con dosis masivas de suspensión de la incredulidad,  y no parece responder a otra cosa que a esa conexión con el lenguaje de la inmediatez y a la exploración de las turbulentas relaciones de la realidad con la imagen, incluida la sublimación del yo a través de la misma.

hr_adventureland_poster

18/04/2014 Adventureland, Greg Motola, 2009, USA

Motola prorroga el sentimiento sobrecogedor del final melancólico de Supersalidos en una película sin nada especial que resulta ser especial. Cuenta el verano de un joven estudiante, atrapado en un trabajo en el lugar más triste del mundo, uno en el cual es obligatorio divertirse, como gran metáfora del fin de la adolescencia. La ambientación en mitad de los 80 es algo caprichosa, aunque deja una banda sonora formidable y citas pop con pedigrí a Big Star, Hüsker Dü o los Replacements y colabora a la creación de un tono/atmósfera que rodea unas actuaciones formidables, en especial de los intérpretes más inesperados. Naturalista y estilizada, compatibiliza el humor agridulce con las fugas hacia lo excéntrico y resulta siempre íntima, sin preocuparse de si está usando clichés o no y sin tener vergüenza de ese final feliz que parece prohibido por el cinismo contemporáneo. Una película hermosa, nada menos.

MV5BMTI5OTQ5Mzg0N15BMl5BanBnXkFtZTcwNTA0OTAxNA@@._V1_SY1067_CR68,0,630,1067_AL_

19/04/2014 El hombre sin pasado (Ajeossi), Lee Jeong-beom, Corea del Sur, 2010

El argumento, pese al barroquismo habitual de las producciones surcoreanas, abiertas al melodrama ternurista, la ultraviolencia y el humor negro por igual, es lo de menos esta vez. Todo se reduce al pistolero de oscuro pasado regresando a las armas por una última causa justa, siempre en defensa de los inocentes y buscado bien sanación, como en este caso, bien redención. El tropo clásico sirve para captura realidades –la explotación infantil, el tráfico de órganos o drogas…- de modo estilizado, en ese punto donde se cruza el tebeo y el thriller urbano contemporáneo. Lo que fascina es el grado de dominio cinético al que ha llegado el cine de acción del país, su mixtura de narrativa clásica, dimensiones épicas y puesta en escena hipercinética que se ha convertido, entrega tras entrega, en un lenguaje distintivo, inimitable.

Poster-Don-Jon

20/04/2014 Don Jon, Joseph Gordon-Levitt, 2013, USA

Comedia idiosincrático-antropológica sobre un guido dispuesto a mejorara su vida saliéndose del círculo del narcisismo. Sentido de la observación, ternura y cierta acidez que manipula por igual realidades, que lugares comunes del cine romántico USA (y por extensión universal) con intención de mostrar como el consumo de ficciones (bien masculinas, bien femeninas) mediatiza la experiencia sentimental/sexual.

3917

24/04/2014 Iron Man 3, Shane Black, 2013, USA

Sustitución dentro del patrón Marvel de la película de estudio por la película de personalidad (no exageremos con la autoría) donde la dupla Shane Black/Downey Jr. pesa tanto o más que las directrices de homogeneización de tono/estilo/forma. Respeta la premisa del espectáculo superheróico, pero la tamiza a través de una visión particular, muy ochentas, del blockbuster, que ofrece acción rápida, diálogos aun más rápidos, caracterizaciones chispeantes y sensación de vértigo, pero también excesos irónicos y redundancias. Entra sin miedo en la vasta mitología del cómic para entresacar y reconfigurar al gusto, entendiendo que los personajes en acción real no son los de la viñeta, sino variaciones de los mismos y que la fidelidad a la materia prima es un valor añadido y no un fin en sí mismo. Sin necesidad de añadir gravedad u oscuridad es acida al recrear la política USA y las implicaciones más pantanosas del 11S, que ha dejado de ser tabú para la ficción, y su planteamiento sobre la figura del héroe es incluso subversiva, al mostrarlo nos ya como falible y dañado, sino necesitado de auxilio y salvación. Todo lo cual abre el film a una lectura en paralelo con el The Dark Knight Rises de Nolan.

the-man_with_the_iron_fists_kitsch_poster (16)

26/04/2014 El hombre de los puños de hierro (The Man With the Iron Fists), RZA, 2012, USA

Pastiche neoexploitation que viene a ser algo así como la conversión al formato película del espíritu de los Wu Tang Clan. A su manera es perfectamente honesta, puesto que es tan pedestre, barata y demente como los modelos que recicla/imita/homenajea, moviéndose desde las coordenadas de unos Chang Cheh o King Lu, pero sin talento, a las de Tsui Hark o Ronny Yu, pero sin verdadero sentido del delirio. Todo ello sometido a la óptica hipermoderna, que si bien parte del cine kingfuteca de los 70 no discrimina spaghetti-western, bondesque o péplum, todo ello bajo el manto del tebeo. Durante sus tres cuartas partes hasta divierte, incluyendo puntuales aciertos con el color o caracterizaciones simpáticas, pero su largo clímax es ininteligible, calamitoso, como si nadie se hubiese ocupado de editarlo, hasta el punto de hacer dudar si RZA es tan malo detrás como delante de la cámara o si fue Eli Roth quien en realidad la dirigió.

tinker_tailor_soldier_spy__2011__fan_poster_by_crqsf-d5ls6pk

27/04/2014 El topo (Tinker Tailor Soldier Spy), Thomas Alfredson, 2011, GB/Fr/Al

Minuciosa y abstracta a la vez, una adaptación tanto sobre el texto como sobre el espíritu de le Carré que reduce el teatro de operaciones del espionaje de la guerra fría a un análisis de las relaciones masculinas en un entrono asfixiante, sórdido y paranoico, en el cual solo queda el abandono, la soledad y la tristeza de contemplar el funcionamiento absurdo e interminable del reloj universal. Algo reiterativa en sus recursos de puesta en escena, aunque paradójicamente muy elaborada y significativa en la misma, usando tomas largas, cristaleras, espacios oclusivos o geométricos para dar sensación de vigilancia y aislamiento, de desconexión con respecto a la realidad circundante. También algo subrayada en ciertos detalles, articula su compleja trama con sencillez y vigor, sin dejar de capturar una atmósfera taciturna, plomiza, y una luz de mediados de los 70 que, junto su formidable banda sonora, dan una pátina no tanto retro, como detenida en un lugar del tiempo a una historia que, básicamente, es un whodunit clásico, una novela-problema donde muchos personajes revolotean entorno a este pero solo dos, Smiley y Prideaux, son capaces de solucionarlo; sin bien con metodologías bien distintas.

11173933_800

27/04/2014 Pacific Rim, Guillermo del Toro, 2013, USA

Anime en imagen hiper-real que arrastra a lo largo de su desmesurado metraje una estética de gominola ácida, donde los colores fluorescentes –verdes, rosas, amarillos…- son contrastados por grandes manchas de negro que los resaltan y a la vez conforman un borrón cinemático de movimiento absurdo: siempre hacia adelante, siempre hacia ningún lugar. Elementos reminiscentes de su propia variación del universo de Hellboy –diseños del gran Guy Davis incluidos- se mezclan con la tradición/imaginería robótica-monstruosa japonesa y un montón de clichés norteamericanos para dar forma a un espectáculo de luz y ruido cuyas secuencias podrían verse aisladas o en orden aleatorio sin que esto afectase a la comprensión del conjunto.

WARRIOR-movie-2011

29/04/2014 Warrior, Gavin O’Connor, 2011, USA

Epic viril donde la historia de la amargura entre dos hermanos y un padre, se dirime en la dialéctica física de las peleas cuerpo a cuerpo. Fabricado al milímetro, usa todos los lugares comunes del género deportivo, con coartada social, con el convencimiento de quien lo hace por primera vez y la seguridad del que camina por terreno bien señalizado. Nos lleva de la mano, como en un paseo turístico, en lo que equivale en macho-movie a la comedia romántica, entre excepcionales interpretaciones de personajes clásicos del imaginario norteamericano en los cuales se sintetiza derrota, patetismo, honor, redención, reconciliación y triunfo. Infalible.

Anuncios

13 Comentarios Agrega el tuyo

  1. John Space dice:

    A Howard nunca le perdonaré por Forrest Gump (bueno, ni por otras pelis que hizo antes). Además, para carreras en los 70 ya teníamos al bueno de McQueen y su Le Mans, ?no?

    1. ¿Qué culpa tendrá Howard de las pelis que hace Zemeckis?

      Créame, esta es mucho más apasionante, aunque no salga McQueen.

      1. John Space dice:

        ?Lo ves? Hace tantas películas chorras que ya le adjudico películas chorras que no ha hecho.

        De todos modos, a Hemsworth también lo tengo en mi lista negra por abrazar el Método Marvel (léase atacar irracionalmente a DC, cual Stan Lee)

      2. Sus prejuicios le llevarán a la tumba. Aunque… después de todo ¿qué somos sin nuestros prejuicios?

  2. Mr. X dice:

    Pues me alegro mucho de que le haya gustado Only God… que fue mi película favorita del pasado año y Faraday, uno de cuyos guionistas es amiguete.
    La versión buena de Drug War me parece otra peli honkonesa de hace unos años, Protegé de –ahora no estoy seguro del director, ¿Dante Lam?

    Sr Zape, ¿ha visto ya la –maravillosa- Why dont play in hell? de Sion Sono?

    Un cordial saludo.

    1. La vi, la vi. Tiene un primera y un última media hora apoteósicas, pero da demasiadas vueltas entremedias hasta llegar ahí. http://laesbilla.tumblr.com/post/85481677676/12-05-2014-why-dont-you-play-in-hell-jigoku-de

      De un tal Derek Yee es esa, por lo visto. Tiene buena pinta.

      La de Refn me ha sorprendido. Hay que tenerlos bien puesto para hacer una peli así después de tu mayor éxito. Es un suicido integral.

  3. Mr. X dice:

    Pues creo a mí me ha gustado más. Dentro de la general locura de la filmografía del Sr Sono, esta es la que más satisfecho me ha dejado, incluso más que Love Exposure y Himizu. ¡Saludos!

    1. Ha sido mi primer Sono. Bien, pero vamos, sin arrebatos.

  4. contenido.libros1@fnac.es dice:

    Pues yo, cual Sofía Mazagatos, me confieso bastante seguidor del Sr Sono.
    Desde que vi, hace un montón de años Suicide Club he visto varias –no todas, porque es un cineasta hiperactivo, en plan japonés, y hay años que estrena dos o tres pelis- y es muy interesante. Hay versiones “indi” de las clásicas historias de terror oriental –la de Suicide y Noriko-, bizarrías cargadas de sexo enfermizo –Guilty of romance y Strange Circus-, un melodrama criminal bastante chulo, Cold Fish, y un par de pelis sobre adolescentes que me han parecido realmente sensibles, que no sensibleras, y son las que más me han gustado de todo lo anterior a Why…? Por un lado, Love Exposure, que dura así como cuatro horas y es una de las historias de amor más salvajes y excesivas que he visto nunca, y más recientemente, Himizu, que es una especie de Los 400 golpes en versión nipona post-desastre de Fukushima. Y tiene un montón más que no he tenido ocasión de ver. Así que si le da un tiento a su filmografía, seguro que alguna de sus versiones le resulta interesante.

    1. Tengo Love Exposure desde hace tiempo pero, oiga, cuatro horas no se encuentran así como así!

  5. Mr.X dice:

    El comentario de arriba lo he dejado yo, obviamente;)

  6. John Space dice:

    Pues a mí lo único que no me gustó de Dredd fue esa fuente Impact de los créditos iniciales, porque lo demás… la caña de Gran Bretaña. Es la película sobre el juez Dredd que llevábamos esperando hace ya demasiado tiempo; y al igual que los cómics, mereció más atención que los típicos pijamas de Hollywood…

    1. Yo no soy tan entusiasta,pero me sorprendió para bien y en encima ¡dura hora y media!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s