El hombre del minuto: Nightcrawler

http://www.asturias24.es/secciones/critica-de-cine-1/noticias/nigthcrawler-el-ano-de-la-rata/1422486079

nightcrawler-54ccfa2acb238

El resurreccionismo fue un sector floreciente en la primera mitad del siglo XIX. Las facultades de medicina solo podían disponer de los cuerpos de aquellos ejecutados por el estado, y estos no eran suficientes. Emprendedores armados con un candil y una pala expoliaban los cementerios, desenterrando cuerpos que luego vendían a los médicos y anatomistas necesitados. Los resurreccionistas más justamente célebres, por infames, fueron Burke y Hare,los cuales abrieron su negocio en Edimburgo, en 1827. Comenzaron robando cadáveres, pero en vista del auge del sector decidieron dar el siguiente paso natural: la fabricación de los mismos. En algo más de un año vendieron dieciséis cuerpos recién asesinados al doctor Robert Knox. Burke, que era el encargado de las ejecuciones, fue ahorcado en 1829. Hare desapareció tras testificar contra el anterior. El doctor Knox abandonó Edimburgo y ejerció anónimamente hasta su muerte. El Reino Unido promulgó en 1832 la conocida como “Acta de anatomía”. Fin del negocio.

Lou Bloom es un resurreccionista del siglo XXI. Un emprendedor, un triunfador con una gran idea y una gran voluntad. El paroxismo capitalista, que discursea en eslóganes como los protagonistas de Dolor y dinero, obra maestra de Michael Bay: el relato de un mundo idiota, contado por un idiota y protagonizado por unos idiotas. Como aquella, Nightcrawler es una comedia grotesca, en este caso acariciando el horror, que habla del mundo con la lucidez del maníaco: incansable, repetitivo, ajeno al aprendizaje y al otro.

La cultura del éxito, América con grandes letras… sí, pero más: la realidad misma: un estado de corrupción que huele a cadaverina. La crisis no como una coyuntura, sino como verdad en crudo. No se trata de que el mundo de ahora nos esté convirtiendo en esto, sino que este es el paisaje propicio para desarrollar nuestro verdadero yo; que tal vez sea como Lou Bloom: desconectado e inhumano. Al principio del metraje, Bloom acude a una obra a vender material robado y de paso se ofrece como entusiasta trabajador. El contratista le dice que nunca lo contrataría, por que es un ladrón… pero compra la mercancía que le lleva.

Lou Bloom, un Jake Gyllenhall poseído por Nicolas Cage, aparece agazapado en los rincones del encuadre, como una alimaña alucinada, deslumbrada por los flashes de los coches. Más adelante se pone máscara de persona (o su versión personal) y ocupa el centro del mismo, a pleno sol, erguido y sonriente. Es un carroñero que evoluciona en cazador, animado por el descubrimiento de un mundo a su medida. Uno donde lo real ya no existe, donde ha sido sustituido por la imagen de lo real: interpretada, editada, manipulada, fabricada. El espectáculo, la cultura del miedo y la sacudida, la excitación inmediata. La vida ordinaria convertida en un melodramático thriller que vemos por ventanas múltiples, con produce placement incluido de serie y donde el héroe claro, triunfa al final. Y Lou Bloom es un héroe de nuestro tiempo.

Nightcrawler es artificial, estilizada en espacios, luces y música (electrónica) que evocan al William Friedkin de la década de los 80, estando además el relato y su protagonista, ambos obsesivos y enfermizos, cercanos a la obra de este. Una experiencia extraña, en conjunto; de raro futurismo que me hace preguntarme si ya estamos ahí o si aún no hemos llegado, si exagera o si se queda corta. La película de Dan Gilroy es como mirar a la vez al pasado y al futuro: ver de donde has venido, y a donde vas… y aterrorizarte de donde estas.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jorge ocio dice:

    Papelón a Gyllenhall, la película aborda un tema y una reflexión social sobre la tv y la violencia pero con un ritmo y un tono entretenido. Lo mejor es como aúna estas dos vertientes reflexión y entretenimiento de manera equilibrada.

    1. Es una peli adictiva y maligna. Y ambas cosas son buenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s