Rebranding: Batman Begins

 

Rehabilitar una marca, de eso se trataba en 2005. Batman, como conglomerado, seguía siendo la Coca-Cola de los superhéroes; un puntal de una industria que contempla cómics, videojuegos, series animadas de televisión, merchandising de todo tipo… Pero la franquicia cinematográfica había quedado arruinada desde que en 1997 Joel Schumacher dice su definitiva versión disco del personaje, su Batman en Studio 54.

El producto, así, había quedado dañado a ojos del consumidor a consecuencia de una campaña anterior. El relanzamiento de 2005 debía de ser una ruptura hasta el punto de borrar un recuerdo que se extendía casi por el lapso de una década. Se podía haber apelado a la nostalgia del Batman gótico-expresionista-naif de Tim Burton, pero la opción más inteligente consistió en ejecutar lo opuesto a las anteriores representaciones del personaje valiéndose del ambiente de thriller urbano de los cómics de la DC de la primera mitad de los 2000 escritos por Ed Brubaker y Greg Rucka, en especial la serie Gotham Central, que será ascendente básico para El caballero oscuro (The Dark Knight, Christopher Nolan, 2008). La estética de Batman, sobria, seria, con apariencia de sofisticación, no tenía nada que ver con Burton o Schumacher. Se acercaba más a los X-Men de Bryan Singer  y, al tiempo, contrastaba con el color y estilo del exitoso Spiderman de Sam Raimi, habiéndose estrenado las segundas partes de ambas respectivamente en 2003 y 2004. Cuando Marvel lance en 2008 su Iron Man lo hará como alternativa luminosa y liviana al Batman tortuoso de  Nolan y en una operación homologable de rehabilitación de marca; o tal vez en el caso Marvel, de establecer la misma.

Cineasta sentimental tomado por cerebral, provenía del bajo presupuesto y al igual que Singer llevaba la medalla de una película de culto instantáneo alabada por su inteligencia y elegancia formal. Memento el uno, Sospechosos habituales el otro. Las obsesiones de Nolan como cineasta-autor –la memoria, el truco, la impostura, la disolución de la personalidad…- casaban como un guante con el arquetipo pulp que es Batman y su naturaleza fronteriza e por igual con el melodrama gótico y el noir. Pero que Batman querría ser una trilogía de autor hollywoodiense, la obra monumental de un moderno Cecil B. DeMille en un industria que ya no existía, no lo sabíamos entonces. Nolan en 2005 era una alternativa viable en lo económico y atractiva en su pequeño prestigio. Valía la pena arriesgarse con un Batman, distinto y clásico al tiempo; uno que se hacía esperar hasta más allá de los tres cuartos de hora de metraje.

Antes, Nolan mezclaba El hombre que cae, un cómic de Dennis O’Neill y Dick Giordano con la relectura de El filo de la navaja (The Razor’s Edge, 1944), novela de William Somerset Maugham adaptada por Edmund Goulding en 1946. Esta cuenta la historia de un torturado millonario embarcado en un viaje de conocimiento para apartarse del rol impuesto que incluye pérdida de la amada, experiencias en los bajos fondos, descubrimiento espiritual en las montañas y regresa transformado, con capacidades insospechadas y la determinación emocional de volcarse en los otros y cambiarlos a su vez.

El molde es en realidad conocido: El héroe de las mil caras (The Hero with a Thousand Faces, 1949) de Joseph Campbell. El viaje del héroe que ha sido usado de modo insistente por la ficción USA. Y lo ha sido porque funciona, porque es una base sólida, porque articula la narración y es reconocible de modo instintivo por el espectador. Es un lugar familiar, cómodo, acogedor desde el cual ofrecer un producto nuevo.

Formuláica en el fondo, Batman Begins rastrea también el núcleo del Batman como personaje perdurable, como incontestable mito sobre el cual se puede ejercer cualquier tipo de presión creativa sin llegar a destruirlo. Dice el guionista de cómics Grant Morrison que “Superman lucha contra lo imposible y Batman lucha contra la muerte”. La muerte y el miedo (y el miedo a la muerte) son el origen emocional de Batman. El pulp el origen estético e industrial. Batman Begins simplifica al personaje hasta su grado cero y no tiene miedo de martillear con su mensaje de conquistar el miedo y así hacer frente a la muerte. Lo verbaliza, lo traduce estéticamente, lo simplifica y así lo hace parecer inteligente y perceptivo.

Batman es el gran concepto que vende la película. Lo vende hacia el exterior, industrialmente, ya que pretende reconstruir la marca, y lo vende en el interior, dramáticamente, ya que el drama es la constitución del héroe trascendente, aquel que se convierte en leyenda y perdura a su creador y al momento de su creador: directo al imaginario colectivo tanto de los espectadores como de los personajes dentro de las ficciones. Batman es una campaña publicitaria de Bruce Wayne: la creación, puesta en escena y venta de una figura mítica para todos los públicos.

Escribe Grant Morrison (otra vez) al comienzo de Flex Mentallo (id. Grant Morrison, Frank Quitely, 1990-91), su cómic-ensayo sobre el poder de los superhéroes sobre el mundo real, que “antes de ser una bomba, la bomba fue una idea”. Baman Begins cuanta la formación de la idea que será Batman; del mismo modo que El caballero oscuro cuenta su esplendor y caída y El caballero oscuro: La leyenda renace (The Dark Knigh Rises, Christopher Nolan, 2012) su rehabilitación y trascendencia final. El viaje del héroe a una superescala y también la campaña de recuperación de Batman (marca) a una (otra) superescala. No es de extrañar que la primera y la tercera repitan motivos y frases, temas (caer y levantarse/el miedo y la muerte), se recurra al enemigo juliovernesco que es Ra’s al Ghul y a la mixtura primigenia (original en múltiples sentidos) de melodrama y pulp.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s