¿Qué queda?: Pride. Leyendas obreras de los 80

Cuando al final de Pride (no se preocupen, no estropeo anda) suena la versión de “There is a Power in the Union” de Billy Bragg bajo un Londres de azul brillante, no se puede dejar de pensar en que el espíritu de triunfo y orgullo que emanan de las imágenes de toda esta película se…

Más variaciones Caine: El cuarto protocolo. Espías de aquí y de allá

Publica en Cinearchivo Desconozco la novela homónima de Frederick Forsyth en la que se basa la película de idéntico título, El cuarto protocolo, lo cual me ha ahorrado y me ahorrará ahora la normalmente enfermiza tentación de la comparación entre medios diferentes. Tampoco se, por tanto, si la película traslada con propiedad las ideas de…

El hombre que este Imperio necesita: Sherlock

No es Estados Unidos el único país que ha exorcizado sus traumas reales y recientes a través de la ficción. Si el 11S late en multitud de películas, cómics, novelas y series de televisión desde ópticas que admiten la sublimación pop, el revanchismo, la paranoia oscura o la alegoría también ha comenzado a hacerlo el…

Un superhéroe sobre Inglaterra

Nunca ha terminado de haber forma de popularizar a un superhéroe puramente británico, un protector definitivo  del Imperio, o de sus restos míticos al menos, homologable en su impacto en el imaginario colectivo de un Superman, un Batman o un Spiderman. Quizás Grant Morrison diría que el puesto se lo merecen John Lennon o Jerry…

Del susurro al grito: Mandy. Alexander Mackendrick, humanista

Publicado originalmente en Cinearchivo Alexander Mackendrick en La Esbilla   Alexander Mackendrick dirigirá Mandy para la Ealing tras El hombre del traje blanco (1951) y Whisky a go-go(1949), dos comedias rebosantes de esa humanidad y bonhomía marca de la casa que acreditaron la efectividad del director, mostrando algunas de sus señas de identidad: la ironía afilada disfrazada de retrato amable…