Perder un poco, ganar de vez en cuando: Jordi Grau, una autobiografía

Trapisondas y trastiendas, supervivencias y calamidades y un cierto fatalismo. Jordi Grau recurre para contarse, a sí mismo y a su tiempo, a la presencia de los hados. Como decía Luis Aragonés la suerte no existe: existe la mala suerte y la buena suerte; y Grau ha tenido de las dos, aunque en dosis disparejas….

Redescubrir Britannia: Historia del cine británico (vv.aa.)

Entrevista con los autores en Neville La culpa de todo la tiene los cahieristas. Cuando Truffaut, en sus papel de joven dragón, ácido y desafiante, dijo aquello de la incompatibilidad entre los términos “británico” y “cine” estaba mandado a toda una cinematografía futura al rincón de las “últimas a reivindicar”. El cine de la Hammer,…

Sobrevivir, eso es todo: John Carpenter. Ultimatum a la tierra

Publicada en Neville junto a una entrevista a Manuel Ortega, editor y crítico   La Serie B murió a mediados de los 50 como sistema industrial para renacer  después como espíritu, como otro tipo de sistema en realidad; uno de conducta, casi religioso. A veces pertenecer a la Serie B era la única manera de…

Bajo la máscara: «James Whale. El padre de Frankenstein», un encuentro con Juan Andrés Pedrero Santos. Creando mitos en el Hollywood de los años 30

Presidido, o más bien enmarcado, por una imaginería que corta el aliento de esas a las que ya nos tiene (mal)acostumbrados Calamar Ediciones, regresa Juan Andrés Pedrero Santos enfrascado en el rescate de los mitos del Hollywood clásico más orillados. Un (otro) ejercicio encomiable, tras su biografía sobre Johnny Weismuller, en el cual mezcla memoria,…

La mano de piedra de un millón de dólares: Robert Aldrich vs. Jaime Iglesias Gamboa

Cineasta simultáneamente olvidado y popularísimo, autor sin autoria aparente, independiente a dentelladas, triunfador, fracasado, luchador, lúcido e incomodo, malinterpretado y adorado quizás por las razones equivocadas, vitalista y desencantado. Robert Aldrich entra y sale del olimpo de los mitos con más facilidad que ningún otro director habido y por haber. De su (pen) último rescate…