El evangelio del puño: El luchador.

Cuando Walter Hill tomó el mando de la cámara en 1975, en el primero día del rodaje de El luchador, era un cineasta a medio completar. Cuando salió de la película, ya concluido la transfiguración. Uno puede ver el proceso de apropiación de un nuevo oficio, de un nuevo yo, a través de las imágenes…

(2013) Agosto / 11

Bullet to the Head, Walter Hill, 2012, USA Mala película de videoclub de los 80 rodada hoy que en teoría proponía una diléctica entre los universos autorales de Stallone y Walter Hill. El resultado, de guión, trama, interpretaciones, montaje y fotografía excedentarios, ni trasciende el vehículo narcisista del actor (grotesco encima) ni recupera a Hill…

Las esquinas del cine: Michael Winner, el oficio y el nervio.

  El 21 de enero de este año se murió Michael Winner. ¿No os suena? Normal. A veces parece que el único camino para salir del olvido es morirse. Lo malo es que los resultados son tan llamativos como efímeros. De muertos el recuerdo dura todavía menos que de vivos, como si el tiempo de…

El perverso mensajero: Teléfono, ultracuerpos de la Guerra Fría

“With a mind that multiplied the smallest matter When questioned who had sent for him He answered with his thumb For his tongue it could not speak, but only flatter” Teléfono (Telefon) Dirección: Don Siegel 1977 USA 102 min. Guión: Peter Hyams y Stirling Silliphant según la novela Telefon, Walter Wager, 1975 Fotografía: Michael Butler…

Últimos gritos en la noche: Carlos Aguilar, arqueólogo del cine imposible Vol. III. Donde se viaja a Japón, se trabaja en Italia y se recuerda Francia, aparecen viejos amigos y hombres duros, se escriben novelas, se leen tebeos, sale el diablo y un trompetista blanco toca las canciones más tristes

Y al final, el final. Despedida de Carlos Aguilar (al menos un hasta luego) con la tercera entrega que espero guste tanto como las anteriores. No se si he conseguido algo realmente especial, a veces tengo la sensación de que, como los directores novatos he querido lucirme demasiado, a veces me parece que podía haber…