“Ella es una clase diferente de chica”:Reiko Ike, Female Yakuza Tale, violencia rosa y tatuajes.

Una desmelenada dupla que además de la inherente diversión que encierra en su colorista y vertiginoso metraje, resulta una muy buena muestra del “pinku eiga“, en sus variantes  “pinky violence” o “roman-porno” según la productora que esté detrás del invento la “Toei” o la “Nikkatsu” y averándose incluso a los terreno del “ero-guro” (literalmente erotismo…