(015) Marzo / 10

Arma fatal (Hot Fuzz) Edgar Wright, 2007, GB Parodia poligenérica cuya comicidad emana no los de personajes y situaciones sino (y principalmente) del sentido del montaje y la puesta en escena. Astracanada y tierna por igual revela, al descontextualizarla, el absurdo y la estupidez de los modelos a los cuales se remite contando, de paso,…

(2012) Agosto / 17

08/08/2012. El cuervo, Lew Landers, 1935, USA Ejemplo del horror gótico-modernista de los años 30, de gustos delirantes y resultados camp que, esta vez y como otras, toma el imaginario de Poe como excusa para una historia de mad doctor a la medida del talento/presencia/limitaciones de Bela Lugosi, a sus anchas. Aquí el divo personaliza,…

Junio 1ª Quincena / 12

06/06/2011. High Wall (Muro de tinieblas), Curtis Bernhardt, 1947, USA Atmosférico thriller psicológico de cierta sofisticación sobre un ex-piloto de la 2ªGM con problemas mentales producto de sus heridas de guerra que cree haber asesinado a su esposa y termina por ello recluido en un psiquiátrico desde donde, una vez curado, intentará atrapar al verdadero…

La cárcel del norte del Japón: Abashiri Bangaichi

En 1965 ni la propia Toei ni ninguno de los responsables directos del proyecto que fue Abashiri Bangaichise esperaba semejante éxito. Un terremoto taquillero que convirtió aquella minúscula producción en blanco y negro en una interminable saga de 18 entregas, de las cuales 10 consecutivas irían a cargo de su director original, el singular Teruo…

Abril 2ª Quincena / 13

17/04/2011. La reina de Nueva York, William Wellman, 1937, USA Brillante comedia romántica de cuando este término aun no era sinónimo de ñoñería en grado 5 dirigida por William Wellman con su energía habitual. Poniendo, además en juego una planificación simultáneamente cómica y sofisticadísima (el maravilloso encuadre y movimiento de la escena romántica en los…

Últimos gritos en la noche: Carlos Aguilar, arqueólogo del cine imposible Vol. III. Donde se viaja a Japón, se trabaja en Italia y se recuerda Francia, aparecen viejos amigos y hombres duros, se escriben novelas, se leen tebeos, sale el diablo y un trompetista blanco toca las canciones más tristes

Y al final, el final. Despedida de Carlos Aguilar (al menos un hasta luego) con la tercera entrega que espero guste tanto como las anteriores. No se si he conseguido algo realmente especial, a veces tengo la sensación de que, como los directores novatos he querido lucirme demasiado, a veces me parece que podía haber…