El código del capital: Baby Face

A la altura de 1933, cuando se estrena Baby Face, el fin del pre-Code es una cuenta atrás a toda velocidad. Apenas cuatro años de gracia donde el código censor de la oficina Hays era una recomendación que todos los estudios se esforzaban por no aplicar. Creciendo en audacia al ritmo, igual de vertiginoso, que…