Caer al noir: Branded to Kill

  “Me encanta el sonido del cristal al romperse” (I Love The Sound Of Breaking Glass, 1978), cantaba Nick Lowe. Eso es lo que le pasa a Seijun Suzuki: que le encanta ver las cosas romperse. Incluso si lo que se rompe es el mismo. Branded to Kill, la película que la Nikkatsu le dijo…

(017) Julio / 12

  Le juge Fayard dit Le Shériff, Yves Boisset, 1977, Francia Polar de agitación política que apenas disfraza sus referentes en la historia de un obstinado juez de provincias que tira del hilo de la complicidad de industriales-políticos-parapolicía-grupúsculos de extrema derecha-criminales. Revulsiva en el contexto francés del momento, es algo tosca formalmente, en especial en…

(2013) Julio / 12

Sin Frenos, David Koepp, 2012, USA Película de acción, digamos analógica, ambientada en el mundillo de los repartidores en bicicleta cuya excusa argumental, personajes y razón misma de ser se someten a la simple narrativa física que intenta remitir por igual al espíritu económico de la serie b USA y a la nostalgia ochentera. Otra…

Poética de la venganza: Black Angel 1 y 2. Díptico neoyakuza de Takashi Ishii

Reciclo desde Ultramundo  el díptico Black Angel , un clásico del neoyakuza que Takashi Ishii filmó a mediados de los 90 tras su exitosa dupla Gonin y antes de perderse en los territorios del cine erótico. En las dos entregas, diferentes pero interconectadas de múltiples maneras, Ishii extremaba todas sus características estético-conceptuales dentro de un conjunto progresivamente abstracto, decididamente estilizado y…

Somos los hijos de nadie: Stray Cat Rock: Sex Hunter

«We are the sons of no one, bastards of young We are the sons of no one, bastards of young The daughters and the sons«   Mientras me encuentro entretenido en diversos frentes -una conferencia sobre el esotérico cine de David Lynch el miércoles 14 en el CICA, un experimento tripartito con Alexander Mackendrick como…

Yo traicioné a un asesino a sueldo: A Colt Is My Passport

El artículo que recientemente dediqué a Bullit en Cinearchivo comenzaba con el reconocimiento de 1967 como el “año cero” del nuevo thriller mundial. En razón de ser el año que (y aquí me autocito sin escrúpulos) “veía el estreno prácticamente simultáneo de un terceto mágico cuyo impacto estético, conceptual y narrativo se revela, con la…