Flapperlandia: Vírgenes modernas

  La edad del hedonismo Una película que comienza con un primer plano de unas piernas bailando frenéticamente, mientras su dueña se pone las bragas, no es una película corriente. Puede ser vulgar, deliciosamente vulgar, pero nunca corriente. “Dangerous” Diana, así se autobautiza una Joan Crawford llena de pura energía cinética, se prepara para vivir…