«I’m sick and tired of all the nice girls»: Drácula y las mellizas, vampiros de carne y sangre. Erotismo, depravación y puritanos, la Hammer de los 70 era una locura.

Carne (y sangre) para la máquina con un film irresistible: Drácula y las mellizas. Uno de los más formidables y enloquecidos títulos de la decadente Hammer setentera y al mismo tiempo trabajo mayor de John Hough, director injustamente olvidado y que cuenta con una aportación al fantaterror de verdadera calidad y personalidad. Además de esta…