Suspiria de ácido lisérgico

En 1976 el giallo, el género que había dado la fama a Dario Argento, se consumía. Un año antes, él mismo lo había conducido al límite del manierismo en Rojo oscuro (Profondo Rosso, 1975), así que el siguiente paso debía de darse en otra dirección; una quizás no enteramente distinta, pero distinta al fin y…