“Ev’ry man a king”: El largo adiós, el Marlowe de Elliott Gould y Robert Altman

long_goodbyeEl largo adiós (The long goodbye)

Director: Robert Altman

Año: 1973

País: Estados Unidos

108 min.

Fotografía: Vilmos Zsigmond

Música: John Williams + The Dave Grusin Trio

Guión: Leigh Brackett según la novela de Raymond Chandler “The long goodbye”, 1953

Reparto: Elliott Gould, Sterling Hayden, Nina Van Pallandt, Mark Rydell, Henry Gibson, David Arkin.

Apenas dos años antes Robert Altman, director más bien irregular y encantado de conocerse ya había dejado una apreciable relectura del western en “Los vividores” donde exponía de modo tan sagaz como cargante la labor del ferrocarril y de los prostíbulos como auténticos vertebradores del oeste americano (encima con música de Leonard Cohen) e gouldinmediatamente después dejaría su sello en la corriente retro del “noir” setentero con “Thives like us” donde volvía adaptar la novela de Edward Anderson ya llevada al cine en el 1948 por Nicholas Ray como “They live by night” con su habitual romanticismo arrebatado, eso descontando su entrada en el cine con la cáustica comedía antibelicista “M.A.S.H.”.De tal modo y aplicando su frenesí desmitificador al “hard boiled”, logra la perfecta plasmación de la esencia misma del género; el héroe no puede vencer la podredumbre y la corrupción para reestablecer el “statu quo”, porque la corrupción es el “statu quo”, de ese modo solo puede aspirar a un mínimo triunfo moral y ni así, el detective hasta cuando gana, pierde

LongGoodbye7Altman entrega no solo la mejor traslación del universo “chandleriano” al cine sino una obra maestra del cine de los 70 que se aparta del exitoso “look” retro, que tantearía sin demasiada fortuna, como de cualquier intento de actualización/remozamiento a través de una idea genial que logra que la adaptación resulta un triunfo: transponer en bloque a Marlowe desde los 30 hasta los 70 potenciando así su carácter de “hombre fuera del tiempo“, de anacronismo viviente envuelto en un tiempo que ni comprende ni le gusta, un “outsider” total de maneras irónicas, elegancia destartalada y ética a prueba de bomba. The Long Goodbye (1973)Proponiendo así una alternativa con genuina personalidad, una joya sobre el fingimiento y el engaño, desarrollado en un Los Ángeles en el que hasta el color del aire es falso (en palabras del guionista de cómics Steven Grant) y donde el único que no se deja tomar el pelo es el gato.

Elliot Gould, en lo que supone una elección clarividente y de perfecta coherencia con el discurso interno del film ¿quién mejor que un actor esencial de los nuevos modos del “star system”, una “anti-estrella” unida al nuevo cine americano para representar esta transmutación del pasado?, brilla como ese Philip Marlowe indiferente, despreocupado y falsamente cínico al que todo el mundo engaña y baquetea.thel Por su parte Altman usa a conciencia su estilo improvisatorio (apoyado en una fotografía atmosférica, naturalista y de luz filtrada absolutamente extraordinaria de Vilmos Zsigmond) y en apariencia desmañado que casa como un guante con el carácter del protagonista y los vaivenes del relato, escrito nada menos que por Leigh Brackett (“Rio Bravo” o “El sueño eterno” entre las muescas de esta autora), apropiadamente enrevesado y tremendamente fiel al original excepto en su celebérrimo giro final. Tod_kennt_keine_Wiederkehr_Der_72Repleto de humor (¿no avanza ese “It’s okay with me” el no menos legendario “El Nota aguanta”?), diálogos (o más bien sentencias) antológicos escupidos como dardos de curare, sentido de la observación, personajes pintorescos con tremendas interpretaciones de Sterling Hayden como proteico escritor “a là Hemingway”, Henry Gibson de canijo psiquiatra de metodología sospechosa y del también director Mark Rydell de “gangster” hortera y peligroso que protagoniza un recordado y de los más bestial fogonazo de violencia (botella de Coca-Cola mediante y antológico discurso previo) y el remate, por supuesto de un final que en su día fue polémico, metáfora de la aceptación de los nuevos tiempos por parte de Marlowe.

Dave Grusin trio, The long goodbye, definiendo el “cool”

Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Ordel dice:

    Yo no la había visto hasta hace escasos meses porque Altman nunca me hizo demasiado tilín… aquí en cierto modo se ganó mi respeto, es una peli fascinante.COJONUDA.
    Un saludo.

    1. En mi opinión la mejor suya…y una de mis favoritas de siempre. Y eso que es un director que ni fú ni fá.

      1. John Space dice:

        Ya somos tres. Altman nunca me pareció para tanto, aunque _Gosford Park_ me gustó bastante.

  2. Belén dice:

    Muy fuerte la escena de la botella. Y el final es genial. La verdad es que hace tropecientos años leí alguna novela de la colección del detective Marlowe, pero no recuerdo ningún argumento. Aunque sí que me gustaron.
    Por cierto, vi en los créditos (creo recordar) que el film estaba dedicado a Dan Blocker (Hoss en Bonanza) porque iba a interpretar en principio el papel de Sterling Hayden.
    En fin, lo dicho, que ha sido un grato descubrimiento esta película.

    Belén

    1. Pues nunca me había fijado en lo de Hoss… y mira que he visto la película un puñado de veces. Desde luego daba bien el físico hemingwaynesco.
      No me extraña que no recuerdes los argumentos de las novelas con Marlow, son enrevesados a más no poder pero así y todo Chandler era un escritor soberbio.

  3. Belén dice:

    No encuentro el dvd ahora, quería comprobarlo (ya lo haré), pero juraría que sí. Además me llamó muchísimo la atención. He echado un ojo a la filmografía de Altman y dirigió algún episodio de “Bonanza”. Quizás vino por ahí. Parece ser que Hoss murió sin poder interpretarlo. Hubiese sido curioso, aunque no lo veo mucho en el papel. Es verdad que el personaje es “muy Hemingway”.

    1. Hubiera sido, como poco, una curiosidad. Además en esta peli todos los personajes están adjudicados a actores muy poco obvios, a excepción, precisamente, del de Sterling Hayden.

  4. Belén dice:

    Tienes razón. Un cuadro singular de personajes/actores. Pero buenísimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s