Mayo 1ª Quincena / 14

01/05/2011. Diamant 13, Gilles Béhat, 2009, Francia.

Especie de continuación espiritual (aunque en una clave mucho menos ambiciosa) del cine del ex-policía, escritor, director y actor Olivier Marchal que incluso incorpora aquí un personaje secundario aunque capital en el drama. Por lo tanto encontramos desencanto, sordidez, violencia, corrupción y venganzas personales en un conjunto endeble pero digno, que si destaca por algo es, paradójicamente, por su voluntad de ser poco más que un policial por el carril que no perdona ni un cliché. Muy mediocre en cuanto a interpretación y con una montaje excesivamente troceado, el invento se sostiene, más o menos, sobre el paquidérmico físico de Gerard Depardieu enfrentado a una Asia Argento de pena.

02/05/2011. World for Ransom, RobertAldrich,1954,USA

Segunda realización de Aldrich, acometida en muy poco tiempo y con presupuesto mínimo y que si bien puede verse hay como formón de futuros logros mayores (léase “El beso mortal”) no carece en absoluto de entidad propia siendo un adictivo pulp enérgicamente rodado. La excusa de ocasión es el secuestro de un científico atómico en el muy exótico y muy atmosférico Singapur y el protagonista el típico anti-héroe romántico recubierto de cinismo genialmente interpretado por el imprescindible Dan Duryea. Si la historia responde a las necesarias dosis rebuscadas su formulación visual desborda énfasis barroco, llenando la pantalla de angulaciones, encuadres recortados por la interposición de objetos y contrapicado wellesianos.

03/05/2011. Captain Clegg / Night Creatures, Peter Graham Scott, 1963, Gran Bretaña

Adaptación del popular personaje del contrabandista y pirata Doctor Syn creado en 1915 por el escritor Russell Thorndike en una serie de novelas y que aquí aparece travestido por cuestiones de derechos de autoria en relación a una adaptación televisiva que la Disneyrealizaba en la misma época, The Scarecrow of Romney Marsh, protagonizada por Patrick McGoohan. El resultado, pese a no apurar al completo sus fantásticas posibilidades aparece como la aportación “piratesca” más convincente dela Hammer gracias a su voluntad de fusionar diversos registros hasta el punto de situarla en algún lugar en “Whisky Galore” y “Los contrabandistas de Moonfleet”, con un pueblo al completo dedicado al contrabando de licor y aprovechándose de las leyendas sobre unos piratas fantasmas que dominan los pantanos para tener a la ley y los curiosos a raya. Dirigida con cierto garbo por el principalmente televisivo Graham Scott no decae en ningún momento, pese a que la intriga principal se resuelve con cierta rapidez, y encima cuenta con la consabida genialidad de Peter Cushing, amén de papeles de importancia para un joven Oliver Reed, la guapa pero sosa Yvonne Romaine o el recurrente y entrañable Michael Ripper.

03/05/2011. Adieu, poulet, Pierre Granier-Deferre, 1975, Francia

Un curioso policial escrito por Francis Veber que se sustenta en la contraposición de los estilos/físicos/personalidades de su muy divergente dúo protagonista, nada menos que un soberbio Lino Ventura como veterano comisario incorruptible y el combustible Patrick Dewaere como su mano derecha, ambos envueltos en una caso de asesinato relacionado con la campaña de un político populista. Pedestre en cuanto a realización y dispersa al intentar aunar la sátira político-social (más bien obvia y gruesa), la panorámica de la corrupción institucional y el realismo en la exposición de métodos/psicologías se sostiene gracias a una narración sin florituras y a un fornido equipo de característicos que da verismo y fibra al conjunto.

04/05/2011. Quick Millions, Rowland Brown, 1931, USA

No tanto un film de gángsters al estilo anfetamínico de los 30 (que también) como una electrizante panorámica de la “manera americana” de hacer negocios que respira urgencia y autenticidad a través del consabido “auge y caída” de un tipo listo interpretado aquí por un memorable Spencer Tracy, acompañado por George Raft, el cual sabía bien de que se hablaba. Tosca pero desbordante de sentido de la observación y extirpada de cualquier romanticismo, hace de la elipsis más brutal su método narrativo y certifica la personalidad de Rowland Brown, un director de brevísima carrera al cual toca descubrir.

05/05/2011. El gran calavera, Luis Buñuel, 1949, México

Un vehículo estelar típico para el lucimiento del actor Fernando Soler en su papel patriarcal sutilmente transformado por Buñuel en una sátira jugosamente ambivalente que juega con inteligencia y mala idea con el costumbrismo, la ingenuidad y la felicidad conservadora. Cercana a GregoryLa Cava en algunos aspectos y perfecto exponente del magisterio de la etapa mexicana del director en virtud de su manera de usar los géneros y registros populares es además un film muy divertido, puesto en escena con enorme fluidez e interpretado con gracia.

06/05/2011. The marauders, Gerald Mayer,1955,USA

Insólito western sobre la febril resistencia en un apartado paraje entre rocas de un colono frente a los hombres del latifundista de turno que derivará hacia la más absoluta de las locuras tras la muerte de este y su hijo. Extremadamente áspero y muy violento, logradamente abstracto en su pobreza de medios y contundentemente físico carece prácticamente de personajes positivos y está dominado por la presencia de un alucinado Dan Duryea como mitómano y tuberculoso contable que se pasea con la casaca de oficial sudista de su hermano muerto, comandando un pelotón de desarrapados entre los cuales se cuenta el gran Keenan Wynn, con un garfio por mano para la ocasión.

06/05/2011. El gran tipo, John G. Blystone, 1936, USA

Microscópico film de acción centrado en la insobornabilidad de un agente de uno de los muchos cuerpos del gobierno que eran glosados en la época a través de diferentes producciones propagandísticas. En este caso un inspector de “pesos y medidas” (sic.) Cagney y su energía eléctrica en el lado bueno de la ley, dirección y ritmo a similar velocidad y multitud de rasgos humorísticos, quizás conscientes los propios responsable de lo absurdo que sonaba todo. Lo mejor del invento se concentra en su tramo final, con la presentación de una agitada fiesta donde la alta sociedad se mezcla con los hampones y los políticos en un rasgo de notable acidez.

08/05/2011. La estrella de variedades, William A. Wellman, 1943, USA

Un film totalmente insólito que de mano ya adapta una novela de la legendaria starlette del burlesque Gypsy Rose Lee en una alegre cruce de géneros y medios que permite lo mismo seguir whodunit clásico que asistir a una auténtica representación de un teatro de variedades dentro de una lógica que acoge la comedia deslenguada, el musical picante y thriller de celos teatrales. Igualmente el reparto acoge lo mismo una variada representación de característicos armoniosamente mezclados con un puñado de auténticos cómicos y bailarinas de la época, todo lo cual dota al invento de una autenticidad impagable. Wellman mueve el conjunto con su enérgico sentido cinematográfico y Barbara Stanwick, los andares más decididos de la historia,  despliega sus múltiples capacidades, nacidas precisamente en el vodevil, resultando perfectamente descarada y rematadamente sexy.

08/05/2011. Underworld: la rebelión de los licántropos, Patrick Tatopoulos, 2009, USA

Tercera entrega de la saga vampírico-licantrópico-hortera “Underworld” que cualitativamente mejora a sus infumables precedentes, aunque solo sea por abrazar una cierta dignidad de cine barato. Un tebeo de fantasía-heroica con romance de novela rosa al fondo, mucha maldición y mucha estética oscura sobrecargada para hacer más aparente un conjunto mínimo en cuanto a creatividad y de indisimulada naturaleza exploit. Rodada de modo efectivo y sin demasiados alardes, carece de cualquier tipo de pretensión, ajusta su metraje al máximo (apenas 80 minutos, algo de por si insólito) y se  apoya en la solvencia del dúo Billy Nighy/Michael Sheen como carismáticos antagonista y  protagonista.

09/05/2011. Gohiki no shinshi (Cash Calls Hell), 1966, Hideo Gosha, Japón

Un hombre recién salido de prisión por haber matado en un accidente de circulación a una niña y a su padre recibe el encargo por parte de su compañero de celda de eliminar a tres antiguos socios de este. Deseoso de redención no cumplirá el encargo y además protegerá a la hija pequeña del primero de ellos frente a una siniestra pareja de asesinos que anda tras los mismo objetivos que él. Incursión en el fértil noir japonés de los 60 por parte del excelente Gosha que aclimata perfectamente la enrevesada trama a su particular universo fatalista e irónico, logrando un film estilizado, violento y barroco, magníficamente rodado, tanto en sus secuencias de acción como en los momentos intensamente melodramáticos. Igualmente es el primer encuentro entre el director y Tatsuya Nakadai, estando aquí el magnético actor acompañado por un equipo excelente de secundarios habituales del género. Formidable fotografía, estiloso trabajo de cámara y antológica banda sonora jazzistica del gran Masaru Sato.

15/05/2011. Solomon Kane, Michael J. Bassett, 2009, Gran Bretaña

Adaptación tirando a libre de las hazañas del puritano Solomon Kane de Robert E. Howard en su incansable cruzada contra el mal de la tierra y los infieles que adopta un abierto tono de fantasía-heroica más que de pulp. Estándar en cuanto a plasmación visual (estética oscura con fotografía principalmente en ocres, negros y dorados puntuales, lluvia incesante, invierno, barro, suciedad…), diseño de producción y temática (elegido, dudas morales del héroe, trauma familiar y/o paternofilial…) se agradece su naturaleza estrictamente “serie b”, su modestia de tebeo y una cierta elegancia/sobriedad en la puesta en escena, lo mismo que la rudeza general del conjunto, que puede recordar a ciertos aspectos de las simpáticas producciones del también británico Neil Marshall. James Purefoy pone un aplomo digno de mejores ocasiones y la película ni aburre ni desagrada, también es verdad que su ajustada hora y media ayuda.

16/05/2011. El correo de la muerte, Reginald Le Borg, 1950, USA

Western de bajo presupuesto al servicio de la estrella menor del hoy olvidado Stephen McNally sobre un agente del gobierno infiltrado en una banda extraordinariamente organizada de ladrones de trenes cuyos hilos llegan hasta los capitostes del ferrocarril. En realidad plantea una curiosa aclimatación del thriller de policías abnegados de los 30/40 al contexto del western sin apenas variantes de importancia y ofrece un film agradable de ver gracias a su buen ritmo y variedad de peripecias (desde combates de boxeo a fugas carcelarias pasando por asaltos, tiroteos…). Dirigida con la misma corrección que intranscendencia cuenta con un buen grupo de característicos, entre lso que se puede ver a gente tan grata como los especialistas en maldades Richard Jaeckel, Ed Begley o Howard da Silva, además de los precioso ojos azules de Alexis Smith  como chica mala-pero-buena.

16/05/2011. Tracker, Ian Sharp, 2010, Nueva Zelanda

Esforzado film de aventuras que pretende por igual una dimensión física y metafísica de su conflicto sobre la persecución que un bóer exiliado en Nueva Zelanda emprende sobre un aborigen falsamente acusado del asesinato de un soldado. Ideas sobre la pérdida, la espiritulidad y la ira se mezclan con una disposición puramente western que privilegia las formidables localizaciones y la progresiva identificación y amistad sincera entre los dos hombres. Apuesta por una cadencia parsimoniosa y a veces confunde lo sobrio con lo funcional, secuencias muy bien resueltas se combinan con otras de manifiesta pobreza (y que además delatan el origen televisivo del director) y equivoca por completo el tiro en su nefasto final. Pero por diferentes conceptos no resulta un film despreciable, a lo cual ayuda también la solidez de Ray Winston y Temuera Morrison como pareja protagonista.

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Du dice:

    Me alegro que te gustase The Marauders, otra de esas películas escondidas que ofrecen mucho más de lo que aparentan. Wyoming Mail la tengo muy difusa, la vi hace demasiados años.

    World for Ransom la tengo en la ingente cantidad de dvds grabados (y cada día van a más) sin verla todavía, pero es que hay tanto por ver…

    Apunto también ese Wellman para un futuro. Quizá uno de los directores magistrales más olvidado actualmente, cuando merece mayor reconocimiento que otros coetáneos suyos.

    Ese Tracker neozelandés parece mínimo curioso, más con Winstone de protagonista. Será cuestión de ponerla en busca y captura.

    P.D: soberbio ese fondo con el fotograma de la magistral The Tall T. Por cierto sitio selecto que frecuentas poco, Adrián, dentro de poco circulará en DVD la menor del Ciclo Ranown, Westbound, efectiva pero sin la profundidad del resto del ciclo; junto a varios westerns de Scott más, varios de ellos de su también productiva asociación con André de Toth.

    1. Pues Westbound es la única suya que no he visto, de la que hizo con De Toth he visto alguna, no están nada mal…será cuestión de asomar la patita. La verdad es que tengo demasiados entretenimientos y se me olvida pasar a saludar de cuando en cuando, ustedes sabrán perdonarme.

      The marauders es realmente insólita y Duryea es el de las grandes ocasiones en un personaje absolutamente genial. Tracker no es gran cosa pero es un film por lo menos sólido y digo, que no se deja llevar por la violencia gratuita ni el efectismo sanguinolento. Se encuentra con facilidad, subtítulos y todo.

  2. John Space dice:

    Perdóneme, padre zape, pues peco de off-topic: ?da usted su bendición a este libro que compré de saldo? No espero gran cosa de él, pero un libro de cine es un libro de cine.

    CAPARRÓS LERA, JOSÉ Ma.: _El cine, espectáculo y evasión_, col. Catálogo de vídeo-films, vol. I, Ed. Casals, 1987.

  3. No puedo pronunciarme pues no he leído este. Si algún otro de Caparrós Lera que es un clásico en todos los sentidos. Un tanto superado en mi opinión, lo único que puedo decir de los libro suyos que si he leído es que no me dejaron recuerdo alguno. Tiene blog: http://caparroscinema.blogspot.com/

    1. John Space dice:

      Agradecido, como siempre. Supongo que lo leeré en los ratos muertos, cuando el cerebro no consigue procesar la ficción.

      1. Que lo goce usted con salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s